«Lo que proponemos es que exista derechamente la posibilidad de adecuar la jornada de trabajo semanal en una fórmula de 4×3 sobre la base de una reducción de la jornada a 40 horas semanales el primer año y 38 horas semanales al quinto año”. 

El diputado por la región de O’Higgins Raúl Soto, presentó un proyecto de ley que busca implementar una nueva fórmula que adecua el trabajo semanal en un denominado “4×3”.   

proyecto jornada 4x3

4 días de trabajo y 3 de descanso es la premisa de la iniciativa que busca beneficiar la vida personal de los trabajadores del país, además de “velar por la salud física y mental, reducir las horas y los días trabajados y permitir que tengan más tiempo libre para la familia, la recreación y otras actividades”. 

«Lo que proponemos es que exista derechamente la posibilidad de que los trabajadores y trabajadoras, adecuen sus jornadas de trabajo semanal en una fórmula de 4×3, es decir, que se trabajen 4 días a la semana, por ejemplo: de lunes a jueves y se descansen 3 días a la semana, en este caso, viernes sábado y domingo, o bien, trabajar martes, miércoles, jueves y viernes y descansar sábado domingo y lunes” afirmó el autor de la iniciativa.  

Asimismo, Soto explicó que “para lograr este propósito, es necesario asumir como presupuesto la rebaja de la jornada semanal de 45 a 40 horas al año siguiente al que se apruebe esta moción, tal como lo señala el proyecto de la diputada Camila Vallejo, incorporando adicionalmente la posibilidad de reducirlo a 38 horas al quinto año. Esta jornada semanal podrá ser distribuida en 4,5 o 6 días a la semana”. 

“Esta distribución de jornada no podrá significar, bajo ningún concepto, una disminución en la remuneración del trabajador, ni tampoco alguna afectación a los derechos individuales y colectivos del trabajador” ratificó Soto, además de añadir que “se incorpora explícitamente el horario de colación dentro de la jornada imputable al tiempo de esta, además quienes opten por la modalidad 4×3 y estén bajo el derecho a la semana corrida se les reconoce y mantiene ese derecho”.

Cabe señalar que esta iniciativa fue planteada hace algunos años por el diputado Raúl Soto, sin embargo, “hoy es reimpulsada por el contexto de impacto que ha tenido el Covid-19 en la vida de los trabajadores y trabajadoras, el que ha afectado de forma directa la salud mental, por los altos niveles de estrés a los que están sometidos y que incide en su calidad de vida en medio de la adaptación al teletrabajo”, concluyó el diputado Soto.

Print Friendly, PDF & Email

Dejar respuesta