image_pdfimage_print

Colegio-Antilen-2

La junta de acreedores del establecimiento aceptó la postura de René Barba.

A fines de 2017 quedó al descubierto el drama del Colegio Antilén de Rengo. Esto luego que la autoridad de Educación de la época diera a conocer que el establecimiento no anunció si pasaría a formar una corporación sin fines de lucro o colegio particular. Tras esa situación salieron a la luz pública una serie de problemas económicos que enfrentaba la institución, y la falta de coordinación entre los 13 accionistas de la sociedad.

Los meses pasaron y finalmente se anunció, luego de una serie de declaraciones cruzadas entre autoridades, directivos del establecimiento y los miembros de la sociedad Antilén -a cargo del colegio-, que el establecimiento -junto a sus alumnos y mobiliario- sería puesto a remate.

La decisión se tomó como medida para que el colegio pueda seguir funcionando, luego que los trece socios dueños no lograran un consenso para convertirlo en una corporación sin fines de lucro. Situación que provocó que el Mineduc congelara los montos correspondientes a la subvención del establecimiento y se hiciera cargo del colegio con el fin de evitar su colapso.

Pese a la polémica que se generó debido a la situación, finalmente el Colegio Antilén de Rengo partió a remate y durante la jornada de este miércoles la junta de acreedores aprobó y respaldó la venta.

“La oferta es por la totalidad de la unidad económica del colegio, se incluye la infraestructura, los distintos inmuebles, los bienes”, explicó la liquidadora a cargo del proceso, Valeria Cañas, en declaraciones emitidas a Cooperativa.

En cuanto a quién es el comprador del colegio, Cañas anunció que “la junta aprobó la oferta de René Barba, quien tiene experiencia educacional, según señaló, ya que es dueño de otro establecimiento en La Dehesa (Región Metropolitana)”.

Finalmente, la liquidadora recalcó que “el colegio fue sometido a una liquidación concursal, lo que antiguamente se llamaba como quiebra, y después de un proceso de continuidad fue recibida y aprobada esta oferta”.

Cabe consignar que el Colegio Antilén de Rengo fue rematado por el valor de la postura mínima, que era de $1200 millones. Ese valor incluyó a los 600 alumnos matriculados, el terreno y la infraestructura.

La venta se da luego de dos intentos fallidos de remate, en los que no llegaron oferentes para el colegio; finalmente, en esta tercera ocasión fueron dos los interesados por comprar el Colegio Antilén, sin embargo, René Barba se quedó con el remate luego de ofrecer los $1200 millones, monto que satisfizo a los acreedores.

Fuente: El Tipografo

Dejar respuesta