image_pdfimage_print

IMG_20180509_105248715

Ser Mujer hoy en día no es fácil, pero si le sumamos el hecho de haber sufrido Maltrato intrafamiliar, el tema se complica aún más.  Bajo este marco, el Centro de la Mujer de Rengo SERNAMEG, realizó una actividad celebrando el día de la Madre, enfocada en sus usuarias, quienes han sufrido en algún momento de su vida, algún tipo de violencia, ya sea esta física, sicológica o económica, por nombrar algunos.

Entre los invitados, estuvo presente Fabio López, Director del Hospital de Rengo, quien entregó palabras a las presentes, destacando su importante labor como trabajadoras y dueñas de casa. Además, recalcó que el Establecimiento que lidera, “está compuesto por mujeres en un 80%, por lo tanto, son ellas el motor del Hospital”.

En relación al evento, Nicole Madariaga, Coordinadora del Centro de la Mujer en Rengo señaló que “hoy celebramos por adelantado el día de la madre, la idea es darles un cariñoso saludo a nuestras usuarias, sobre todo a aquellas que son madres, reconociendo también que el día de la madre no es sólo hoy, sino todos los días.  Esta actividad se construyó tanto con el equipo como con las usuarias; participaron alrededor de 30 mujeres. Sabemos que es una tarea difícil, pero si queríamos hacer algo bonito y distinto, un regaloneo para ellas mismas y que además pudieran compartir todas las usuarias y conocerse, porque independientemente de que participan de nuestros talleres, no se conocen todas entre ellas”.

Agregó que “sabemos que muchas veces dentro de sus hogares o por la historia que están viviendo (víctimas de violencia) no hay un saludo cariñoso o un espacio de regaloneo o de conversar lo que les genera este mismo día.  Acá está el espacio, la contención y el apoyo. Lo mejor es que pueden interactuar entre ellas y comentar lo que es el sentido de ser madre”.

Gerardo Díaz, Sicólogo del Centro de la Mujer, manifestó que “desde una perspectiva profesional y personal, creo que estas instancias generan puntos de encuentro, de poder conceptualizar algunos hechos y poder salir de esto, que son historias de vidas muy personales e individuales, pero que al final van generando estas posibilidades de encontrarse con otras mujeres, de  compartir no sólo sus historias. Nosotros generalmente sólo somos una guía, salen de estos hechos por su fuerza y coraje. Además de ver que hay más personas y más salidas”.

AñadióDíaz que “muchas veces hay usuarias que se quedan en esa instancia de no querer o poder salir de esa situación (maltrato), pero al ver que hay otras mujeres que han vivido situaciones similares, van cambian su perspectiva de ver la vida. Por lo tanto, son muy buenas estas instanciaspara afrontar desde otra mirada estos hechos que en ocasiones coartan muchas posibilidades. Para mí ser parte del proceso y ver cambios positivos, porque son ellas mismas las que generan dichos cambios en sus vidas es muy gratificante”.

Dejar respuesta