Para el conjunto de jugadores que deciden pasar sus ratos de ocio en plataformas online de juegos de azar y apuestas, como los que ofrecen los casinos virtuales en internet, la primera regla es que sea de confianza, es decir, que no se tema por la seguridad en el tratamiento de sus datos ni en las transacciones económicas que se lleven a cabo.

Si bien es cierto que también cuentan factores como la calidad y variedad de los juegos, los bonos y ofertas o el servicio de contacto con el cliente, solo los casinos online confiables son los que terminan prevaleciendo y atrayendo al gran público.

Para elegir con acierto este tipo de casinos se deberán conocer los estándares de seguridad con los que tiene que contar para que un jugador pueda disfrutar plenamente de sus apuestas y partidas en juegos como la ruleta (en sus diferentes versiones), las máquinas tragaperras (en sus inabarcables opciones), en el póker o en el blackjack (en sus diferentes fórmulas) o en cualquier otra oferta lúdica que se presenten en estos portales.

La licencia

El principal factor que el usuario de una de estas plataformas debe tener en consideración es elegir aquel que posea una licencia válida como organismo regulador internacional, ya que Chile aún no tiene una regulación propia que controle la actividad de los casinos online. No son pocas las instituciones de este tipo y con un alto nivel de seguridad y consideración que tienen abierta la autorización de la actividad de estas plataformas en sus jurisdicciones, siempre y cuando cumplan con una serie de condiciones estrictas. Las más conocidas son la Alderney Gambling Control Comision, la Malta Gaming Authority, la Dirección General de Ordenación del Juego de España o la Comisión Federal de Juegos de Azar en Alemania.

brooke-cagle-WHWYBmtn3_0-unsplash

El usuario de un casino online deberá buscar algún indicador o insignia, que deberá estar claramente visible en la web, que certifique la posesión de una de estas licencias. El jugador, deberá buscar que la licencia que ofrece el operador es real, perteneciente a un organismo oficial, para asegurar que no está siendo engañado.

Con una licencia de este tipo, cualquiera que participe de la oferta lúdica de un portal de juego de estas características puede estar tranquilo en cuanto al tratamiento de sus datos bancarios y personales. Además, brindará opciones de atención al cliente eficaces para solucionar cualquier error o irregularidad.

Que la web funcione de manera correcta

Otro de los factores de importancia que deben tenerse en cuenta es que el sitio web funcione con fluidez, que no se pare, presente fallos en el scroll… cualquier problema de desarrollo, de error en el software, puede poner en peligro una partida, echando a perder una buena mano o quedarse sin saber qué ocurrió con la bola en la ruleta o los rodillos en el slot. Deberá poseer, en todo caso, un certificado SSL que asegura una conexión segura, con un cifrado encriptado para protegerse de posibles ataques de los piratas informáticos.

Una pista de este funcionamiento lo darán las páginas especializadas en análisis y valoraciones, que obtendrán buenas o malas puntuaciones según el caso.

La amplitud y variedad de juegos disponibles

Sin lugar a dudas, que el casino online presente variedad en sus juegos, con una buena cantidad de máquinas tragamonedas, de diferentes temáticas y diseños, varias mesas de póker, otra tantas de blackjack, la ruleta (americana, francesa y/o europea), el bingo y otros juegos que favorezcan la diversión del jugador también tiene una gran importancia. Además, estas opciones deben presentarse con una elevada calidad, tanto en imagen como en sonido para que la experiencia del jugador sea los suficientemente satisfactoria como para que quiera volver.

Opciones de pago

Por último, también deberán contar con diferentes métodos de pagos, seguros y reconocidos para que el cliente y usuario pueda elegir aquel que más seguridad le ofrezca o más habituado esté a usar. Como norma general, se admitirán tarjetas de débito y crédito, transferencias, monederos electrónicos, Paypal y, cada vez más, con Criptomonedas.

 

Print Friendly, PDF & Email

Dejar respuesta