Los parlamentarios insistieron en condonar las contribuciones de bienes raíces y aumentar a $3 millones el bono enseres, además de otorgar créditos blandos para los emprendedores y pequeños agricultores, como también disponer de subsidios habitacionales y de arriendo.

En concordancia con la solicitud que realizaron durante la anterior emergencia, que afectó gravemente a comunas como Coltauco y San Fernando, los diputados por los distritos 15 y 16, Natalia Romero y Eduardo Cornejo, respectivamente, valoraron que el Gobierno haya decidido decretar Estado de Catástrofe en la Región de O’Higgins producto de las graves consecuencias que está generando el actual sistema frontal, lo que permitirá contar con la colaboración de las Fuerzas Armadas (FF.AA) y acceder a recursos adicionales para ir en apoyo de las familias más damnificadas.

FOTO ARCHIVO
FOTO ARCHIVO

Al respecto, cabe recordar que en junio de este año, cuando las intensas precipitaciones provocaron el desborde de ríos y la inundación de distintas comunas en la zona, ambos parlamentario solicitaron que se pudiera decretar dicha medida, como una manera de facilitar el proceso de reconstrucción en los sectores afectados, garantizando así que los damnificados pudieran acceder a una vivienda.

Pero además, Romero y Cornejo pidieron al Gobierno otras medidas de apoyo para quienes sufrieron la pérdida de sus inmuebles, las que ahora volvieron a reiterar considerando que, según las autoridades, ya van más de 560 personas damnificadas y casi 280 viviendas con algún tipo de daño.

“El Estado de Catástrofe que acaba de decretar el Gobierno es recién el primer paso, porque además de preocuparnos por apoyar de manera importante a las familias que más se han visto afectadas, también tenemos que ponernos a trabajar para que este tipo de tragedias no se vuelvan a repetir en nuestra región. No podemos permitir que en menos de 60 días ocurran dos catástrofes de enorme envergadura y consecuencias, de manera que es indispensable adoptar medidas drásticas, sin dejar de atender a todos los vecinos y vecinos que hoy requieren de una ayuda”, señalaron los diputados.

Por lo mismo, Romero y Cornejo propusieron a lo menos diez medidas de apoyo para que se puedan concretar en el corto y mediano plazo, las que van desde aumentar a $3 millones el bono enseres para las familias más afectadas por ambas emergencias; condonar las contribuciones de bienes raíces de las casas y terrenos afectados; otorgar subsidios habitacionales y de arriendo para quienes lo requieran; entregar créditos a tasa cero y con un año de gracia para el proceso de reconstrucción, además de distintos programas de empleo temporal para quienes perdieron sus fuentes de trabajo.

Asimismo, los representantes de O’Higgins plantearon que se requiere de una serie de bonos para los pequeños agricultores que vieron afectadas sus producciones, como también programas que le permitan a las personas asegurar -a un precio asequible- sus bienes ante el peligro de una nueva emergencia, además de suspender los remates de bienes que estén programados en la región.

“Esperamos que el Gobierno actúe de manera proactiva y no con la pasividad con que lo hizo hace dos meses, de manera que todos los damnificados reciban la ayuda que corresponda”, manifestaron.

Print Friendly, PDF & Email

Dejar respuesta