La representante de O’Higgins lamentó que parlamentarios oficialistas votaran en contra de la propuesta y que el Gobierno no la patrocinara, porque lo que buscaba era que las mujeres no tuvieran que esperar hasta los 65 años para obtener la Pensión Garantizada Universal.

Como “muy lamentable” y un “acto de injusticia” calificó la diputada por la Región de O’Higgins e integrante de la comisión de Mujeres y Equidad de Género de la Cámara Baja, Natalia Romero, la decisión de algunos parlamentarios oficialistas -además del Gobierno- de rechazar una indicación que presentaron para que las mujeres puedan acceder a la Pensión Garantizada Universal (PGU) a contar de los 60 años y no a partir de los 65, como quedó establecido en el proyecto original.

ROMERO43

Al respecto, la representante del Distrito 15 tildó de “injusto” que las mujeres que se jubilan a los 60 años -que es la edad establecida por ley- tengan que esperar cinco años más para recibir la PGU, a diferencia de los hombres que pueden acceder a ella inmediatamente en cuanto se pensionan.

“Junto a un grupo muy amplio de parlamentarios decidimos reponer esta indicación en la Sala, pero lamentablemente fue rechazada por los diputados del oficialismo y tampoco contó con el respaldo del Ejecutivo. Estamos hablando de una discriminación que no tiene ningún tipo de fundamento, más que el desplazamiento histórico que hemos sufrido las mujeres en este tipo de materia. Si la ley establece que pueden jubilarse a partir de los 60 años, no hay ningún argumento que justifique que el pago de la PGU se realice recién a los cinco años”, cuestionó la parlamentaria por O’Higgins.

Por lo mismo, y luego que la Cámara Baja rechazara la indicación y enviara el proyecto al Senado, la diputada Romero llamó a los integrantes de la Cámara Alta a reponer la propuesta y votarla de manera positiva, insistiendo en que “el espíritu de la PGU era mejorar las pensiones de nuestros adultos mayores desde el primer día en que se jubilaran, por lo tanto es absolutamente inconsecuente establecer una misma edad para los hombres y mujeres si la ley ya los distingue”.

“Lo que hubiésemos esperado es que, al menos, el Gobierno se abriera a la posibilidad de estudiar esta propuesta e informarnos sobre los costos que traería. Sin embargo, hubo una permanente negativa por parte de las actuales autoridades, quienes no quisieron patrocinar la indicación, provocando que fuese rechazada por la Cámara de Diputados. Por lo tanto, si en el Senado no se repone esta medida, va a ser el actual oficialismo junto al Ejecutivo los principales responsables de que las mujeres tengan que esperar cinco años para acceder a la PGU”, cuestionó la parlamentaria.

Por último, la diputada Romero recordó que todo lo que recaude el Estado a través del cobro del IVA a más de 60 actividades y servicios profesionales, que comenzó a regir el pasado 1 de enero, irá destinado a financiar la PGU, por lo que reiteró que “ni siquiera tomando en cuenta esa recaudación el Gobierno fue capaz de abrirse a estudiar esta medida o a ofrecer otras alternativas, como por ejemplo rebajar la edad de manera progresiva hasta llegar a los 60 años en un plazo determinado”.

Print Friendly, PDF & Email

Dejar respuesta