Como parte del festival ”A lo Quinta, teatro y pedagogía” durante el mes de agosto se presentarán “Chile Chico”, de autoría de Quintanilla, además de las adaptaciones realizadas por el dramaturgo a dos clásicos: “El Mago de Oz” y “La Guarda Cuidadosa”. Las actividades se suman al lanzamiento de una fundación que busca preservar el legado del dramaturgo fallecido a fines de 2021.

“El teatro salva, el teatro sana” fue una frase que durante décadas el destacado dramaturgo, pedagogo teatral, actor y director Hernán Quintanilla Méndez inculcó a sus estudiantes. Y,  a más de siete meses de su muerte, esta enseñanza sigue más presente que nunca.

Afiche

Este 8 de agosto se realizó el lanzamiento de la Fundación Hernán Quintanilla, que busca preservar su legado. En el frontis del teatro municipal de Rengo se realizó un conversatorio, el que contó con la participación de los destacados actores nacionales Catalina Saavedra y Rodrigo Pérez, quienes reflexionaron sobre la pedagogía del amor y las enseñanzas del dramaturgo renguino.

La actividad fue el preludio de la tercera parte del festival “A lo Quinta, teatro y pedagogía”, donde se presentarán de manera gratuita tres obras de teatro escritas o adaptadas por el fallecido dramaturgo renguino.

“Chile Chico”, de Quintanilla y dirigida por Paulo Gómez, se presentará el sábado 13 de agosto a las 19 horas en el salón de actos de la Escuela Luis Galdames de Rengo (Arturo Prat 1028, Rengo). En esta sátira, un grupo de fanáticos religiosos busca comprobar la eficacia de la reforma procesal penal. Para esto, acusan a Chile de no tener identidad. El montaje de la compañía Quinta Central mezcla diversos estilos estéticos y musicales, y es una oportunidad para reflexionar sobre la historia de Chile y  cómo su devenir nos ha conformado cómo nación.

Una semana después -sábado 19 de agosto a las 19 horas- será el turno de “La Guarda Cuidadosa”. La adaptación de Quintanilla del entremés de Miguel de Cervantes busca acercar con un lenguaje propiamente chileno las palabras del escritor español, logrando traer a la actualidad conflictos amorosos y de poder que nos hablan de la condición humana. Esta nueva versión de la compañía “La Gallá teatro” busca ahondar en la competencia entre dos hombres por conquistar a una bella mujer.

El Mago de Oz

Y, como cierre del festival, el sábado 27 de agosto a las 19 horas, se presentará “El mago de Oz”, adaptación de Quintanilla del clásico infantil de Lyman Frank Baum. En esta versión de la compañía Cooperativa Teatral se cuenta la travesía de Rayen, niña indígena que es sacada del sur de Chile para ser llevada a Europa.

En este viaje -interior y exterior- la protagonista busca regresar a su hogar y descubre a seres que la acompañan en la búsqueda del Mago de Oz. En este relato fantástico, la compañía busca evidenciar temáticas como la identidad, el despojo y la colonización.

“Agosto es el mes de nacimiento de Quintanilla y qué mejor que poder mostrar su obra y además con compañías, actores y actrices que hemos trabajado con él. Queremos transformar agosto en el mes del teatro en Rengo, y que para los próximos años esto siga siendo un hito muy importante”, señala el actor Jaime Leiva, ex alumno del dramaturgo y uno de los organizadores del festival.

Las tres funciones se realizarán en el salón de actos de la Escuela Luis Galdames y contarán con funciones especiales para estudiantes de dicho establecimiento y del Liceo Industrial de Rengo, quienes durante los meses de junio y julio fueron parte de mediaciones teatrales con las compañías a cargo de estos tres montajes.

Cuatro meses de teatro

Este festival -organizado por la agrupación cultural “Cacho e cabra” y que contó con el financiamiento y coproducción de la Ilustre Municipalidad de Rengo y su departamento de Cultura– busca fomentar y preservar el legado de Quintanilla como docente y creador teatral, tarea donde inspiró a generaciones de artistas, gestores culturales y, sobre todo, personas, durante sus más de 60 años de trayectoria, dejando una huella imborrable en la comunidad Renguina y, en general, en el mundo de la cultura y las artes.

En la primera etapa del festival, realizada durante el mes de mayo, se presentaron los montajes nacionales “El Tony Chico”, “Tal como llega la fruta” y “Los despertares de Marín”, en cuyos elencos participan ex alumnos de Quintanilla. Luego, en junio y julio, el festival se trasladó a las aulas, lugar donde el destacado dramaturgo inculcó a sus alumnos y alumnas la pedagogía del amor.

Jaime Leiva destaca que “hemos tenido una recepción muy cálida, la gente quería mucho este encuentro teatral. La sala se llenó en las tres funciones y sucedió algo muy lindo, porque las obras contaban con ex alumnos de Quintanilla que mostraban sus trabajos o que volvían a Rengo a mostrar su trabajo, resultó ser como la noche de cada uno de estos actores y actrices”.

El actor -quien fue parte de la función de “Los despertares de Marín”- destaca que el festival “permitió revivir al público renguino, que por la pandemia estaba bastante alejado del teatro”.

Print Friendly, PDF & Email

Dejar respuesta