El centro de salud deberá cumplir con una serie de exigencias para acceder a la certificación, demostrando el cumplimiento de buenas prácticas mediante el registro de procesos y evaluación presencial.

 Si bien los avances tecnológicos dan cuenta de una disminución en la mortalidad al interior de las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), una de las situaciones que preocupan a los equipos de salud son las experiencias de los pacientes mientras permanecen hospitalizados, considerando aspectos emocionales como estar lejos de la familia o pasar largos periodos conectados a máquinas automatizadas.

HRLBO

Ese contexto de vulnerabilidad, dicen los expertos, generó mayor preocupación en el cuidado de los enfermos, surgiendo el término “UCI Humanizada” que a nivel global está predominando en los centros de salud más importantes del planeta.

Actualmente la organización “Equipo Proyecto UCI” de España, avalado por diferentes sociedades científicas del mundo, acredita internacionalmente a los hospitales interesados en mejorar sus atenciones integrales. “Nosotros en el HRLBO queremos certificarnos como una UCI humanizada y para conseguir aquello, debemos pasar por un proceso de preparación que dura 2 años en total”, afirmó Elisabeth Moreno, jefa del Departamento de Participación y Satisfacción Usuaria del Hospital Regional Libertador Bernardo O’Higgins.

Para cumplir con el proceso de postulación, el centro de salud deberá superar cuatro fases. Primero, se realiza la solicitud a la agrupación de especialistas, luego se desarrolla una autoevaluación, enseguida un equipo de expertos evalúa al establecimiento y finalmente se certifica. “La organización exige contar con 160 buenas prácticas para obtener esta certificación. Nosotros en este minuto alcanzamos 80, sin embargo, ya tenemos algunos procesos en estado de avance que nos permiten pensar en que sí podemos alcanzar los requisitos establecidos”, sostuvo el jefe de la Unidad de Paciente Crítico (UPC), Dr. Víctor Vásquez, quien además indicó “estamos trabajando fuertemente en la acreditación. Sería un gran hito para nosotros, para la región y para nuestros pacientes”.

El HRLBO busca optimizar las condiciones de sus pacientes implementando por ejemplo “mejor iluminación de los espacios, cuidando el ruido ambiente, el hacer los procedimientos cautelando el ciclo de vigila y sueño de nuestros pacientes. Estamos pensando también en incorporar algunas mascotas que son relevantes, significativas en el acompañamiento de las personas y que influyen en la recuperación», aseguró Elisabeth Moreno.

Este proyecto de humanización “tiene como eje central a las personas, poniendo como foco principal al paciente”, señaló el Dr. Vásquez. Asimismo, el médico puntualizó en algunos avances, destacando los horarios de visitas en el servicio. “Antes de la pandemia alcanzamos 6 horas de acompañamiento familiar al paciente. Ahora, el horario de visitas es menor producto de la pandemia, pero de todas formas nosotros permitimos que las familias visiten a su ser querido de lunes a domingo, siempre que se cumplan los requisitos sanitarios”, concluyó.

 

Print Friendly, PDF & Email

Dejar respuesta