Apoyados por el FOSIS, tres municipios de O’Higgins realizaron talleres de reflexión con participantes del programa Familias, donde se entregaron herramientas para facilitar el cuidado de niños, niñas y adolescentes.

Los efectos que la pandemia ha tenido en la salud mental de las personashandado para muchos análisis, estudios y reflexiones: el miedo, la ansiedad, el insomnio y otras dificultades que han afectado a la población los últimos dos años persisten en algunas personas. Y era que no, si pensamos en el temor real a enfermar o que un ser querido enfermara de Covid. Sumamos el confinamiento, la pérdida de instancias de contacto físico con familiares y amigos; incluso, la baja exposición a la luz solar, el casi nulo contacto con la naturaleza; los problemas derivados de la crisis económica que se produce como consecuencia de la emergencia sanitaria y así, suma y sigue. Los problemas mentales estaban a la vuelta de la esquina.

la estrella4

Los hogares se transformaron en escuelas y jardines infantiles; las madres -y/o cuidadora o cuidador de niños, niñas y adolescentes y también de adultos mayores y personas con discapacidad- debieron asumir aún más roles de los que desempeñabanhabitualmente. Afloraron los conflictos al interior de las casas, con todo lo que ello implica. Y la necesidad de adaptarse a un escenario algo distópico e impensado.

Las familias que se encuentran en situación de vulnerabilidad y pobreza la pasan más mal, por no contar con acceso a herramientas que les permitan enfrentar la crianza en tiempos de pandemia. Y eso incluye el acceso a la salud mental.

Es en este contexto y recogiendo esta realidad que el Fondo de Solidaridad e Inversión Social, FOSIS, a través del Programa Familias, implementó un fondo concursable orientado a dotar de herramientas parentales a cuidadoras y cuidadores de niñas, niños y adolescentes, el que se implementó a través de las Unidades de Intervención Familiar, que son las entidades que ejecutan el programa en los municipios y que tienen el contacto directo con las familias beneficiadas.

la estrella1

En la Región de O’Higgins, tres fueron las comunas que se adjudicaron recursos a través de esta instancia: presentando y desarrollando iniciativas relacionada con el tema, generando espacios de reflexión y también de recreación para los padres y cuidadores.

La psicóloga Belén Veas fue la responsable de implementar el taller sobre habilidades parentales en la comuna de La Estrella:“realizamos esta charla sobre habilidades parentales, dirigida a familias, madres, padres, cuidadoras y personas significativas que estén al cuidado de niñas, niños y adolescentes, con el objetivo de invitarlas a reflexionar en conjunto sobre el cuidado, especialmente en tiempos de pandemia”, señaló la profesional.

Tras el taller, explicó que, luego de la conversación que hemos tenido con los participantes, se detectaron varias dificultades en el contexto de la crianza en pandemia, como el aumento de la irritabilidad y la desregulación emocional de los niños, “porque todo se hizo muy difícil, el estar tantas horas frente a una pantalla en el caso de las clases online, sumado a los cambios de rutina.Se hizo muy complicado para todos, pues las mamás tuvieron que convertirse prácticamente en profesoras a tiempo completo”, indicó.

Claro que no todo fue estrés, aclara la psicóloga. La madres y cuidadoras pudieron trabajar la paciencia, fortalecer los vínculos y hasta unirse más como grupo familiar, cultivando nuevas capacidades.

Según señalaIsidora Yáñez, terapeuta ocupacional que también participara en el taller, “lo principal de esta instancia fueron las herramientas prácticas que pudimos entregar a las familias, por ejemplo, pictogramas, que son herramientas visuales y que permiten reforzar las rutinas de los niños, pues sabemos que se vieron alteradas por la pandemia” y se requiere buscar estrategias para recuperar las rutinas y los hábitos. Durante la jornada se trabajó con el grupo en técnicas de relajación, de respiración y se hizo un taller de risoterapia. “Además, conversamos sobre la necesidad de poner límites y normas a los niños y niñas. Siempre a través de una comunicación efectiva”, explicó.

Sobre cómo enfrentar esta etapa en que se deja atrás el confinamiento y todo parecer volver a la normalidad, o a una “nueva normalidad”, la profesional indicó que la escucha activa es fundamental: e ir viendo cómo los niños enfrentan este nuevo escenario de retorno a clases.

De todo esto supo Magaly Flores, madre de dos niños de 6 y 8 años, quien señala lo compleja que fue la etapa de confinamiento en cuanto a la crianza de sus hijos: “tuvimos que reestructurarnos y pasar de hacer los quehaceres habituales a asumir otras tareas a tiempo completo. Y los niños se vieron más afectados – explica- porque ellos querían salir, ver a sus amigos, ir al colegio, pero no se podía”.

Sobre el taller organizado por el municipio de La Estrella en conjunto con FOSIS, Magaly lo calificó de “excelente, fue una actividad maravillosa donde se trataron temas contingentes, el cómo enfrentar esta nueva realidad, así es que la verdad, me voy feliz”.

Israel Olivares, Director (s) de FOSIS O’Higgins, dijo que, como servicio, “valoramos el apoyo que los municipios le han entregado a las familias durante la pandemia, a través del programa Familias, y destacamos esta iniciativa, pues sabemos la necesidad de entregar herramientas parentales a los padres, madres y, en general, a las y los cuidadores. Nuestro compromiso es seguir trabajando de manera coordinada con los gobiernos locales para llevar bienestar a las personas más vulnerables de la Región”.

Además de La Estrella, también realizaron actividades similares los municipios de Rancagua y Placilla.

Print Friendly, PDF & Email

Dejar respuesta