Liderados por el Delegado Presidencial Regional, Ricardo Guzmán, funcionarios y funcionarias del Servicio Agrícola y Ganadero y la Seremi de Salud realizaron una fiscalización conjunta a carnicerías, botillerías y supermercados de la comuna de Rengo.

“Esta fiscalización se hace permanentemente por parte de los organismos y se refuerza en estas épocas. Verificamos en ella el correcto cumplimiento de la normativa asociada a carnes y vinos. Para nosotros no es sólo muy importante conocer la calidad sanitaria de las carnes y los alcoholes, sino que también la trazabilidad de los mismos. Por todo lo anterior, es muy importante que la comunidad se abastezca en lugares habilitados y autorizados”, manifestó el Delegado Presidencial, Ricardo Guzmán.

Por su parte el Seremi de Agricultura, Joaquín Arriagada, señaló que actualmente se desarrolla una campaña para prevenir el abigeato, un delito que en las semanas previas a fiestas patrias evidencia un incremento significativo, por eso “hacemos un llamado permanente a la comunidad a comprar sólo en lugares establecidos y a denunciar la venta irregular de carne, pues puede tener consecuencias sobre la salud humana y se está avalando el delito de abigeato o robo de ganado”, puntualizó.

Durante el operativo que se desarrolló en Rengo, el Seremi de Salud, Pablo Ortiz, indicó que la Autoridad Sanitaria regional en la última semana ha fiscalizado “323 establecimientos en las 33 comunas O´Higgins, entre carnicerías, fábricas de empanadas, supermercados, restaurantes, entre otros; con 59 sumarios sanitarios cursados y decomisos de 1.686 kilos de carne en mal estado y vencida”.

“Además de visualizar el cumplimiento de los protocolos Covid-19, estamos potenciando las fiscalizaciones de los productos cárnicos, donde lo principal es que las personas compren en lugares autorizados y que se fijen en que las carnes estén en buen estado. Como también es responsabilidad de cada persona que refrigeren bien las carnes y que sean cocinadas de manera correcta para evitar intoxicaciones alimentarias”, señaló el Seremi de Salud, Pablo Ortiz.

¿Qué debe informar la vitrina?

“En la góndola de venta se debe exhibir claramente el nombre del corte, la categoría, V  C U N O, el nombre del corte ofecido y en los productos envasados se debe hacer mención al origen, fecha de faenamiento, la procedencia y otros datos exigidos por trazabilidad”, sostuvo Luis Rodríguez, director regional del SAG.

La Ley de Carnes entró en vigencia en enero del año 1994. Establece el sistema obligatorio de clasificación de ganado, tipificación y nomenclatura de sus carnes y regula el funcionamiento de mataderos, frigoríficos y establecimientos de la industria de la carne. Posteriormente, en junio de 2009, se firmó la modificación, Ley N° 20.358, que establece, además, el sistema de trazabilidad del ganado y de la crne.

Inspectores tomaron muestras a alcoholes

Con el objetivo de asegurar la potabilidad de los principales elixires espirituosos, como el pipeño, el vino y la chicha, el equipo del SAG también tomó muestras de estos productos en los centros de venta. La normativa de la Ley 18.455 regula la elaboración de alcoholes, certificando la genuinidad y la potabilidad de los vinos y licores, haciendo exigible, además, la inspección de la documentación que respalde la procedencia del producto, como asimismo la toma de muestra para análisis.

“Como es habitual en estas fechas, la fiscalización del SAG se incrementa en supermercados, distribuidoras de alcoholes y botillerías. Nuestra intención es poder dar tranquilidad a la comunidad que los productos cumplen con la normativa vigente”, finalizó Rodríguez.

Print Friendly, PDF & Email

Dejar respuesta