Si hay algo que define a Fernando Verdugo es ser profesor. Su paso por la escuela se nota en la forma en que se relaciona en el CORE, en la radio y cuando escribe para los medios que se lo piden.
Su orgullo aflora inmediatamente cuando habla de su origen en Peumo, como hijo y yerno de campesinos. «Todo lo que soy se lo debo a mucha gente, a mis padres, a mis abuelos, a mi esposa, amigos, colegas. A cada santo le debo un agradecimiento» señala entre risas.
IMG-20201027-WA0006
De hecho, nació en una familia de trabajadores y por la pobreza de ese tiempo lo crió su abuela paterna, la Señora María Achurra, funcionaria pública jubilada. Más tarde se educó, como muchos jóvenes de provincia, en el Internado Nacional Barros Arana INBA gracias a una beca.
Estudió pedagogía, fue dirigente estudiantil durante la dictadura, y siendo profesor fue propuesto como Concejal por viejos ferroviarios de su querido Partido Radical,  en la comuna de Peumo donde ha vivido siempre.
Fue dirigente regional municipalista y representante de su partido en la Asociación Chilena de Municipalidades. Más tarde fue electo como Consejero Regional del Gobierno Regional de O’Higgins, donde asumió la Comisión de Fomento Productivo, desarrollando un ambicioso plan de inversión para el fomento y protección de las y los emprendedores regionales.
«Los logros principales en esa época fueron la creación de los Centros de Negocios junto a Emiliano Orueta, que dirigía Sercotec en ese entonces», centros que más tarde se convirtieron en política nacional del Ministerio de Economía. «Y un plan de apoyo a las ferias libres que gatilló un cambio, sobre todo en San Vicente de Tagua Tagua».
«También creamos un robusto plan de mejora de obras de riego con el primer Concurso Regional de Riego que se hacía, junto a Mauricio Donoso que era Seremi de Agricultura y con quien tuvimos una excelente relación.»
En su segundo período como Consejero Regional fue elegido primer Presidente del Consejo Regional de O’Higgins, cargo que ejerció durante 4 años. En dicho período destaca la colaboración con el sector de Economía, encabezado por un profesional que dice admirar, Leandro Carreño.
Junto a él ayudó a gestionar el Programa Almacenes para O’Higgins y la creación del único Programa Estratégico Regional de Corfo destinado a la agricultura: Horticrece, donde hay tres actores que también declara admirar, su gerente Alvaro Alegría y los fundadores Francisco Duboy y Omar Jofré.
Otra vocación que siempre siente al debe, pero que le apasiona, y que según relata «me ha servido para conocer el mejor lado de las personas» es Bomberos, institución a la que entró a propuesta de un grupo de exalumnos de su comuna. «Soy bombero operativo, el peor de todos, pero operativo con los cursos al día».
Gracias a esas vivencias  y con el respaldo unánime de sus colegas,  «a quienes nunca termino de agradecer y admirar por sus vocaciones y servicios a la región», se ocupó desde la presidencia del CORE, de desarrollar una inversión histórica para dotar a bomberos de implementos, carros y mejora de cuarteles, que les ha valido reconocimientos transversales.
En general los temas que apasionan a Fernando Verdugo dicen relación con la gestión del agua, siendo un fuerte impulsor de la creación de los órganos de gestión de cuencas. El fomento productivo, el apoyo a las y los emprendedores y el desarrollo sustentable local. El fortalecimiento de la agricultura familiar campesina. Y finalmente, sostener en el tiempo un plan de inversión constante para favorecer la seguridad de las comunidades a través de Bomberos de Chile.
Fernando Verdugo viaja cada día durante estos 12 años, desde Peumo a Rancagua y por toda la región, ejerciendo su cargo de Consejero Regional que le apasiona,  porque como señala:
«Aquí en el CORE no sólo damos buenas noticias, sino que cada día trabajamos para solucionar concretamente los problemas de la gente. Y ver cómo una comunidad crece, cómo se hacen realidad las esperanzas, cómo la felicidad llega a veces con un pequeño impulso, me llena el corazón de alegría y esa es la vida pues: vivir feliz!».
Print Friendly, PDF & Email

Dejar respuesta