La colectividad emplazó a las autoridades regionales a dar respuestas concretas respecto a las faltas de protocolos que permitieron que la cárcel La Gonzalina recibiera a 79 internos contagiados con COVID-19, sin que los funcionarios tuvieran conocimiento de ello.

JVrCBU82_400x400

La semana pasada, un grupo de 99 reos de “Colina I” -centro donde existe un alto foco de contagios- fueron trasladados al recinto penitenciario de Rancagua, “La Gonzalina”. Según dirigentes de funcionarios de gendarmería del establecimiento rancagüino, ellos se habrían enterado de este procedimiento solo media hora antes de la llegada del grupo, sin tener ninguna claridad respecto a su situación de salud. Fue solo tras el arribo de los reclusos, cuando se determinó la aplicación de test rápidos, los que permitieron saber que 79 de ellos eran positivos a COVID-19, encendiendo las alarmas de todo el sistema penitenciario de La Gonzalina.

“Evitar el hacinamiento y mayores riesgos de contagios de COVID-19 al interior de las unidades penales” fue parte de las razones que Gendarmería entregó para justificar la derivación de personas recluidas a distintas regiones del país. Una situación que se dio justo en momentos críticos de contagios en la Región de O’Higgins, que ya alcanzó a los 4.610 contagios -2.144 de ellos correspondientes a la comuna de Rancagua- y 59 fallecidos.

Al respecto, el Presidente Regional del Partido Socialista de Chile de la Región de O’Higgins, Óscar Ávila Méndez afirmó que: “¡El traslado de reos contagiados a Rancagua es un escándalo! Es increíble la poca prolijidad en los protocolos en este caso. Todos sabemos que Colina I tiene un alto nivel de contagios y, en ese contexto, lo menos que se esperaba es que hayan existido las certezas de las condiciones de salud de los internos, tanto para el resguardo de ellos, del resto de la población penitenciaria que los recibiría y también a las y los funcionarios que estuvieron en contacto con ellos. Esta es una tremenda irresponsabilidad y aún no vemos que alguien asuma las responsabilidades del impacto que esto ya está teniendo y tendrá”.

En entrevistas a medios de comunicación nacionales y regionales, dirigentes de Asociación Nacional de Funcionarios Penitenciarios confirmaron que ya hay funcionarios que fueron enviados a residencias sanitarias, otros que están realmente preocupados por su situación de salud y unos que decidieron mantenerse en el recinto, para evitar el contagio a sus familias, una situación que a juicio de Ávila, “podría haberse evitado si se hubieran tomado las medidas correspondientes en este traslado. Lo más lamentable es que aún no vemos a las autoridades regionales exigiendo respuestas sobre esta compleja situación y menos que alguien asuma alguna responsabilidad. Es decir, se generan focos de contagios en un momento dramático, se promueven más contagios y vemos la pasividad y silencio de quienes debieran tomar acciones que permitan el real resguardo de toda la comunidad involucrada. Y, como si fuera poco, el recinto queda con menos dotación”, agregó el Presidente regional de la colectividad.

“¿Y dónde está el liderazgo de nuestras autoridades regionales?”

Si bien Gendarmería explicó que los reos contagiados están en un sector de aislamiento y en buenas condiciones de salud, fueron los funcionarios de Gendarmería quienes tuvieron estrecho contacto con ellos sin estar al tanto de los contagios.

Patricio Henríquez, Concejal de Rancagua y Presidente Provincial de Cachapoal, del Partido Socialista de la Región de O’Higgins también se hizo parte de este cuestionamiento. “Acá vemos una tremenda irresponsabilidad de la que nadie se hace cargo. Es deber de la Intendenta y de las autoridades regionales competentes exigir no solo respuestas concretas, sino que también iniciar sumarios que permitan asignar responsabilidades sobre esto. Es inentendible que nuestras autoridades miren como un mero espectador más esta situación, cuando son ellos los que tienen la responsabilidad de tomar cartas en el asunto. Cuando por meses hemos visto una serie de desprolijidades y deficiencias de gestión en esta pandemia, tanto a nivel nacional como regional es cuando uno se pregunta: “¿Y dónde está el liderazgo de nuestras autoridades regionales?”.

Henríquez no se quedó ahí: “En todo este tiempo hemos visto vocerías imprecisas, donde ni siquiera sabemos la cantidad de fallecidos por comuna; nos enteramos por la prensa de las demoras en los resultados de 1800 PCR y paralelamente la Seremi citando a los medios para anunciar la apertura de tiendas de mall en Rancagua; también sabemos de inexistencia de controles sanitarios rigurosos de forma permanente; hubo una demora significativa en la declaración de cuarentena ¿y ahora ésto? Creo que es tiempo de asumir las responsabilidades respectivas”.

Finalmente, los personeros del Partido Socialista de la Región de O’Higgins exigieron al Gobierno regional respuestas concretas y responsabilidades sobre el caso de La Gonzalina, como también que las autoridades regionales pertinenentes asuman el debido liderazgo en la crisis que afecta a la región,

Print Friendly, PDF & Email

Dejar respuesta