fenate_logo_01-600x330

La Federación Nacional de Trabajadores del Estado FENATE ha permanecido atenta a los acontecimientos que se desarrollan a nivel mundial con el avance de la pandemia Coronavirus y las medidas que se han adoptado en nuestro país. Por lo mismo, es que pedimos a las autoridades tengan a bien el resguardo total y absoluto de los funcionarios públicos, especialmente los del área salud, que prestan servicios en hospitales, Cesfam, Cecosf, Sar, postas y consultorios. Sabemos que estos trabajadores son “NUESTRA DEFENSA” de prevención para enfrentar este virus, y deben contar con el apoyo, infraestructura e insumos necesarios para hacer frente a la pandemia y brindar una buena atención a los usuarios del sistema público de salud. Hemos conversado con nuestros dirigentes desde Arica a Punta Arenas y las demandas urgentes pasan por otorgar rápidamente los presupuestos necesarios a los servicios de salud para la adquisición de insumos como mascarillas, antiparras, guantes, delantales y otros ya que los proveedores han manifestado (en algunos casos) no contar con insumos. Esta pandemia es una emergencia nacional y debe ser tratada como tal. Hay que tener presente que el elemento más importante es la capacidad de diagnosticar el virus de forma rápida y precisa. Por ello solicitamos se pueda “Reforzar” urgentemente a los profesionales del “Instituto Nacional de Salud Pública” IPS, quienes deben confirmar cada uno de los test, ante la aglomeración de exámenes que se realizan en el país, para tener una información de casos confirmados en forma oportuna y transparente. Además, solicitamos:

1.- La suspensión inmediata de “controles médicos” que involucre a adultos mayores y niños con el fin de no exponerlos en la vía pública por ser personas en riesgo de posibles contagios.

2.- Exigir la vacunación “obligatoria” contra la influenza de cada uno de los trabajadores de la salud y sus familiares por ser quienes se encuentran en la “primera línea” de recepción de pacientes con Coronavirus.

3.- Establecer una mesa de trabajo entre municipios, direcciones de servicios de salud y gremios de la salud para evaluar situaciones locales y establecer medidas, sobre todo, en las zonas más aisladas de los centros urbanos.

4.- Implementar la “Vacunación a Domicilio” para adultos mayores y niños, y que nuestros funcionarios cuenten con los vehículos e implementación adecuada y de protección para realizar esta labor.

5.- Reforzar inmediatamente el personal de aseo en cada uno de los establecimientos de salud ya que la higiene en las estaciones laborales es primordial para el desarrollo de las actividades diarias.

6.- Dotar en el sistema público de salud de mascarillas gratuitas para los funcionarios y puedan éstos utilizarlas en el transporte público para sus desplazamientos habituales y no exponerse a contagios.

7.- Mediante la inyección de recursos permitir la contratación de personal extraordinario para que se haga cargo de la “fiscalización efectiva” de la atención y seguimiento de la población en riego, adultos mayores y casos en cuarentena.

8.- Solicitar a las Fuerzas Armadas su cooperación inmediata para el levantamiento de hospitales de campaña y que sus equipos de salud queden a disposición de las autoridades civiles de salud para apoyar las medidas dictadas por el Minsal.

9.- Pedir a la subsecretaría de redes asistenciales mantenga contacto directo y fluido con los dirigentes nacionales de “todos los gremios de la salud” para manejar una información transparente y única respecto a esta pandemia, los casos confirmados, los que están “bajo vigilancia”, y las medidas que se puedan adoptar y de qué manera los dirigentes pueden aportar acciones concretas a las autoridades.

10.- Que a través de CENABAST se pueda abastecer gratuitamente de mascarillas a la población usuaria y fiscalizar y sancionar fuertemente la venta “usurera” de estas mismas mascarillas y alcohol gel en las cadenas de farmacias privadas las que ya “inflaron” sus precios pasándole el costo al usuario. Nos parece inconcebible el querer “aprovechar la oportunidad de negocio” ante una emergencia nacional.

Creemos como FENATE que hoy es cuando Chile, sus dirigentes gremiales, especialmente en salud, deben demostrar Unidad y Vocación de Servicio Público para ponerse a disposición de las autoridades y colaborar en la disminución de los vectores de propagación del patógeno Covid 19, privilegiando la integridad y seguridad de nuestros asociados, por sobre cualquier “aprovechamiento político” que se quiera hacer en una situación de “emergencia nacional”. Estamos convencidos que los trabajadores de la salud también sabrán regirse irrestrictamente a las medidas que ha dictado el gobierno en beneficio de toda la población usuaria. FENATE además reitera que nuestros dirigentes se encuentran atentos a que estas medidas para “proteger” a nuestros funcionarios se cumplan efectivamente y, de no ser así, denunciaremos oportunamente las fallas o negligencias que se produzcan a la opinión pública. FENATE tiene un compromiso con nuestros asociados y con Chile. Reiteramos nuestra cooperación, actitud y disposición a colaborar en todo lo que la autoridad sanitaria disponga con el fin de reducir al máximo los riesgos que presenta el Coronavirus o COVID 19 para nuestra población, y especialmente nuestros asociados en el área de la salud. FEDERACIÓN NACIONAL DE TRABAJADORES DEL ESTADO -FENATE
LENIN 1

RONAL

 

 

 

 

 

 

RONAL SEIFFERT                                                     LENIN ARROYO

PRESIDENTE NACIONAL                                  VICEPRESIDENTE NACIONAL

Print Friendly, PDF & Email

Dejar respuesta