Docentes de la Universidad Mayor fueron los encargados de orientar a los funcionarios en estos tópicos, para desarrollar técnicas en esta temática, en especial para quienes trabajan en directa relación con violencia sexual.Trabajar profesionalmente en violencia sexual, implica asumir múltiples impactos, asociados a la temática y a la organización de esta labor. Es en este contexto y por primera vez en la Región de O´Higgins, que los equipos de diferentes establecimientos de salud -que trabajan en los casos relacionados con violencia sexual- tuvieron la posibilidad de instruirse en materia del manejo del estrés. Más de una veintena de profesionales provenientes de los Hospitales de Rancagua, Rengo, San Fernando y Santa Cruz estuvieron presentes en la actividad, que se llevó a cabo en el auditorio del Hospital Regional LBO.

El curso transversal, “Herramientas de Autocuidado, Cuidado de Equipos y Manejo del Estrés” tuvo como propósito que los profesionales contaran con herramientas de manejo para usarlas de manera permanente, a fin de disminuir el burnout. Además, que reconozcan el autocuidado como una estrategia que permita descomprimir el estrés que implica trabajar con violencia sexual. Esto último, les permitirá entregar una atención de mayor calidad a las víctimas de agresiones sexuales y disminuir el impacto individual y en los equipos de trabajo.

Docentes de la Universidad Mayor orientaron a los profesionales en estos tópicos y desarrollaron técnicas de manejo del estrés. Raquel Quijada, asistente social y referente técnico de esta capacitación apuntó que “existe una alta presión en los equipos con un alto impacto emocional, por lo que se requiere tener mejor manejo de este tema. Tiene que ver con casos complejos y con abordar las herramientas. Favorecer trabajos en los propios equipos, para que puedan movilizar sus habilidades, para fomentar el autocuidado y así trabajarlas de forma permanente”.

En el curso los profesionales abordaron la teoría y la práctica en el manejo del estrés. “El sicólogo –indicó Raquel Quijada- abordó la parte emocional, cómo puede afectar el trabajo y a los equipos y la kinesióloga entregó herramientas prácticas de ejercicios de respiración, mindfulness, manejo del daño, ejercicios prácticos. En el fondo, aplicar técnicas para descomprimirse, las que se pueden emplear en el ámbito personal y familiar. Se está considerando hacer estas capacitaciones de manera continua dada la relevancia que posee para los equipos de emergencia”.

Print Friendly, PDF & Email

Dejar respuesta