Pelequén es por excelencia la localidad reconocida por la artesanía en piedra rosada, entregando prestigio y reconocimiento a la tradicional comuna de Malloa. La Cooperativa de Trabajo de Pirquineros de Pelequén es la asociación encargada de proveer de materia prima a los creadores de piletas, fuentes, adoquines y una variada gama de adornos que son codiciados en la decoración de hogares de todo el país.

La extracción de la piedra toba se trabaja “a mano” como señalan los mismos canteros, que con la ayuda de explosivos van sacando la roca, que debe ser trasladada “a pura fuerza bruta”. Pese al cariño y dedicación con que trabajan en este oficio, las consecuencias físicas no se dejan estar, y el problema de lumbagos es el más frecuente.

Eso, hasta ahora, debido a que la Cooperativa recibió un minicargador frontal, equipamiento que fue adjudicado a través de la postulación de un proyecto al Programa de Capacitación y Transferencia Tecnológica para la Pequeña Minería Artesanal (PAMMA), del Ministerio de Minería.

El seremi del ramo, Manuel Cuadra Lizana, comentó que “ellos nos habían manifestado la necesidad que tenían de aumentar su productividad, seguridad y eficiencia a través de la adquisición de maquinaria. Por este motivo, nosotros, como secretaría regional ministerial, levantamos esta necesidad, la postulamos a nuestros fondos sectoriales y afortunadamente el proyecto fue favorecido. Estamos seguros de que ellos se lo merecen y sabrán sacar el máximo de provecho a esta nueva herramienta de trabajo”.

El presidente de la Cooperativa, José Sánchez, sostuvo que “con esta máquina dejaremos las carretillas a un lado. Nos sirve muchísimo porque nos aliviana el trabajo y el uso de nuestra fuerza bruta”. Por su parte, el cantero Pedro Barrera, agregó que  después de largas jornadas suelen sufrir de lumbago “porque es mucha la fuerza bruta que uno hace trasladando el material, sacar las carretillas o dar vuelta las piedras a pulso. Así es que la entrega de esta maquinaria también es un gran aporte a nuestra salud”.

Finalmente, el gerente de la Cooperativa de Trabajo de Pirquineros de Pelequén, Enrique Barrios, sostuvo que además de estos beneficios en salud, los nueve socios que forman parte de ella podrán mantener el orden, limpieza, reparar caminos e incrementar la productividad de la cantera, aumentando además la seguridad en su lugar de trabajo, ya que el principal problema que se les presentaba es la acumulación de escombros que se genera producto del trabajo propiamente tal, por lo que se requiere trasladar estos escombros a los botaderos y así mantener los frentes limpios, para evitar situaciones de riesgo.

Print Friendly, PDF & Email

Dejar respuesta