La aprobación fue celebrada por el diputado Raúl Soto (IND) y propone impulsar en una agenda de proyectos que terminen con todos los privilegios de la clase política
Con una aprobación “unánime e histórica” el diputado independiente, Raúl Soto celebró la aprobación del proyecto que rebaja la dieta parlamentaria y los sueldos de los altos cargos del Estado en un 50%, proponiendo, además, que sea el Banco Central quien fije la remuneración que deberán tener los más altos cargos del Estado. Asimismo, el diputado por la región de O’Higgins llamó a “avanzar más allá de esta rebaja de dieta” y pidió impulsar una agenda anti privilegios que integren los proyectos de ley de fin al fuero parlamentario, Transparencia del Congreso, Cuentas públicas obligatorias y el límite de reelección.

Con respecto al proyecto aprobado, Soto explicó que “la rebaja de la dieta es una demanda que la ciudadanía nos ha exigido durante las últimas semanas, porque esto está directamente ligado a las causas de la crisis social, ya que es abismante, poco ética, asquerosa brecha de desigualdad que hay en nuestro país, una brecha que incluye la desigualdad salarial y los privilegios de la clase política”, afirmó el diputado.

El parlamentario, valoró los 150 votos a favor de la iniciativa y pidió trabajar por una agenda que permita tramitar y despachar proyectos que van en línea directa con las demandas de la ciudadanía, para “reestablecer las confianzas y poner énfasis en la crisis de la democracia representativa”.

“Tenemos que seguir dando señales de cambio y pasos concretos para la ciudadanía. Uno de ellos fue aprobado hoy en la sala, pero falta mucho más. Es necesario que impulsemos la agenda anti privilegios que integre el proyecto del que soy autor y presenté en el año 2018, que termina definitivamente con el fuero parlamentario, que es netamente una condición privilegiada de diputados y senadores que no se condice con los estándares que legítimamente exige la ciudadanía, además del proyecto que somete al Congreso a la fiscalización del Consejo para la Transparencia, para que la regulación sea realizada por un ente externo a nuestro Organismo. También tenemos que impulsar el proyecto de ley para exigir a parlamentarios la rendición de una cuenta pública anual en sus respectivos territorios de representación electoral, lo que permitiría a la gente, lograr una cercanía con el trabajo legislativo y territorial, teniendo más información para estar al tanto del trabajo que realizan sus representantes”.

En la misma línea, agregó que “he apoyado con fuerza el proyecto para limitar la posibilidad de reelección de parlamentarios y creo que esta iniciativa debe estar dentro de la agenda y ser tramitada con rapidez, como también el fin de las pensiones de Ex presidentes, algo que representa una política antigua, de privilegios abismantes que no dan cuenta de la muralla China que existe en los políticos y los ciudadanos. Situación que debe cambiar con ayuda política transversal, con un norte claro, que solo sea mejorar nuestro sistema y terminar con las inequidades en Chile”.

Print Friendly, PDF & Email

Dejar respuesta