Conocidos fueron los episodios de tortura vividos durante la época de la dictadura militar en nuestra zona. Por eso la Corte Suprema dictaminó la condena al oficial en retiro del Ejército por aplicación de tormentos a detenido en dictadura.

Recientemente, desde las comunicaciones de la Corte de Apelaciones, llegó una información hasta la redacción de nuestro medio. El que dice relación que después de algunas investigaciones realizadas, por fallo unánime se estableció indemnizar al marido de la actual Concejala de la Comuna de Rengo, Flor Pino. Hablamos específicamente del reconocido escultor local, Guillermo Torrealba Pasten.

La Corte Suprema condenó a un oficial en retiro del Ejército por la aplicación de tormentos a Guillermo Torrealba Pastén, ocurridos en septiembre de 1973, en la entonces Fiscalía Militar de Rancagua.

En fallo unánime la Segunda Sala del máximo tribunal integrada por los ministros Hugo Dolmestch, Carlos Künsemüller, Lamberto Cisternas, Manuel Antonio Valderrama y Jorge Dahm- condenó a Luis Alberto Medina Aldea a 200 días de presidio por la aplicación de tormentos.

La investigación del ministro en visita Mario Carroza Espinosa estableció que:

1° Que Guillermo Humberto Torrealba Pasten es detenido el día 15 de septiembre de 1973, por personal de Carabineros de Chile de la Tenencia de Rosario y de la 4° Comisaría de Rengo, en su domicilio particular, ubicado en la localidad de Rosario. Una vez detenido Torrealba, es trasladado en primera instancia a la Tenencia de Rosario, luego a la 4° Comisaría de Rengo e ingresado finalmente a la Cárcel Pública de la ciudad de Rancagua, en calidad de incomunicado, lugar del cual fue sacado en dos oportunidades para ser sometido a interrogatorios, ocasiones en las que fue torturado por el Teniente Medina en la Fiscalía Militar de la ciudad, propinándole golpes constantes en distintas partes de su cuerpo con puños y patadas, utilizando además una barra de metal para tal fin, junto con amenazarlo de muerte y de ser ingresado a una sala para aplicarle descargas eléctricas.

2° Que por tal crimen fue condenado, en la misma sentencia impugnada, Luis Alberto Medina Aldea en calidad de autor del delito de aplicación de tormentos, contemplado en el numeral 1° del artículo 150 del Código Penal, calificado además como de lesa humanidad, acontecido en los meses de septiembre y octubre de 1973, en la ciudad de Rancagua, la que fue dictada por el Ministro en Visita Extraordinaria de la Corte de Apelaciones de Santiago, don Mario Carroza Espinosa”, dice el fallo.

En el aspecto civil se acogió el recurso de casación y se condenó al Fisco a pagar una indemnización de $ 50.000.000 (cincuenta millones de pesos) a la víctima al establecer que es un crimen de lesa humanidad imprescriptible desde el punto de vista civil y penal.

Guillermo Torrealba, en declaración a nuestro medio por este fallo dijo; “De alguna forma se está haciendo justicia, después de 46 años que como yo muchos compañeros fuimos víctimas de torturas por luchar por un ideal. Con esto se abre una oportunidad para que otros puedan acceder a una reparación y que se sumen más causas que permitan aumentar cargos contra Luis Medina”.

Sobre esta importancia sentencia dictaminada hace poco, la Concejala de la comuna de Rengo, Flor Pino, declara; ” La tarde de aquella detención yo estaba con Guillermo y mi hermana Isabel. Todo en aquel momento fue de mucha violencia. A Guillermo se lo llevaron y nosotras quedamos con arresto domiciliario, en adelante nuestra vida cambio y hoy doy gracias a los Tribunales de mi País porque creyeron en nuestra verdad y no la del torturador”.

Print Friendly, PDF & Email

Dejar respuesta