El resultado fue auspicioso, puesto quecompletaron la evacuación de todo el recintoen 57 segundos.

Sin duda que en la actualidad los simulacros son muy importantes para preparar a las personas en casos de emergencias, en especial en un país que continuamente se ve enfrentado a desastres naturales y otros provocados por el hombre. Es por ello que la unidad de Salud Ocupacional del Hospital Ricardo Valenzuela Sáez de Rengo, efectuó un simulacro de incendio en las dependencias del jardín infantil “Manos de Colores”, donde las educadoras pusieron en práctica lo señalado en el Plan de Emergencia y realizaron con éxito la evacuación de los pequeños.

Al respecto, el director del recinto hospitalario, Osvaldo Pontigo,  indicó que “es nuestro deber estar preparados ante una emergencia, por lo tanto, es imperioso que tanto el establecimiento de salud como la unidad educativa, posean un Plan de Emergencia ante siniestros como; incendios, terremotos, emanación de gases u otros tipos de situaciones de carácter climático”.

Igualmente, el director señaló que esta actividad “realizada exitosamente por el jardín da cuenta de un equipo que tiene en su ADN planificación frente a distintos eventos, además genera una cultura preventiva desde la infancia.A partir de la perspectiva de recursos humanos, estamos entregando tranquilidad a los padres y apoderados, porque contamos con personas capacitadas para llevar acabo una situación de rescate de forma óptima y sin inconvenientes”.

Del mismo modo,el encargado de la unidad de Salud Ocupacional expresó que los simulacros se realizan de forma periódica “mínimo dos veces al año para ver el comportamiento de las funcionarias y también la organización de los alumnos. Cada una de ellas, sabe cuál es la función que cumple ante la alarma de emergencia que fue activada, además destacar que la evacuación del jardín se realizó en  un tiempo óptimo de 57 segundos”.

“Como agentes educativos, esta experiencia nos ayuda bastante, destaco la función de cada una de las tías,porque actuaron de la forma que corresponde según el protocolo y no hubo ningún accidente en el simulacro.  Lo importante de la actividad, es velar por el buen estado físico y emocional de los pequeños de la unidad educativa”, enfatizó la encargada (s) del jardín infantil “Manos de Colores”, Rosa Pérez.

Print Friendly, PDF & Email

Dejar respuesta