Tras concluir el proceso de compensación del papel tissue, cerca de 600 mil personas vulnerables recibirán un total de $14 mil, que corresponde al remanente del proceso de pago.

 

Estamos hablando que las personas que forman parte del 60% de la población con menos recursos del país; beneficiarios de pensiones por invalidez y por vejez, recibirán 21 mil pesos en total de compensación, si sumamos los 7 mil pesos que se les depositó automáticamente a través del IPS el año pasado.

El dinero será distribuido en forma automática a los beneficiarios de Pensión Básica Solidaria del IPS en sus liquidaciones del mes de agosto de acuerdo al calendario habitual con que reciben su pensión.

Cerca del 70% de ellos son adultos mayores que reciben pensiones mínimas, por lo que la suma que recibirán será un aporte útil.

Esta es una consecuencia positiva de un caso que tuvo un origen negativo como es la transgresión a las normas de libre competencia.

Podemos afirmar que este proceso es único en su tipo, especialmente por su complejidad, tanto por el alto monto involucrado como la gran cantidad de personas beneficiadas. No sabemos de experiencias similares en otros países.

Tras finalizar el pago de la compensación del papel higiénico, casi 13 millones de personas recibieron los 7 mil pesos, lo que suma más de 89.500 millones de pesos, lo que deja un saldo de más de 8.200 millones restando los costos de toda la operación.

Sabemos que ningún monto va a compensar el daño que produce una infracción a la libre competencia. Pero este proceso fue un primer paso para que las empresas no vuelvan a cometer este tipo de infracciones y se recupere la confianza.

Lo importante es que se está sentando precedente respecto a compensaciones directas, reales y útiles para los consumidores cuando una empresa no respeta sus derechos.

Esperamos que el resultado de este camino, que ha sido largo y complejo, sirva para reivindicar el derecho de los consumidores a un mercado justo y transparente.

Print Friendly, PDF & Email

Dejar respuesta