El legislador PS, sostuvo que “esta es una verdadera burbuja de humo que no tiene contenido alguno y, por eso, hemos venido a Contraloría a pedir que se suspenda el financiamiento mientras no haya una ley de la República que respalde de verdad un hospital virtual (…)”

El diputado socialista por la Región de O´Higgins y expresidente de la Comisión de Salud de la Cámara, Juan Luis Castro (PS), en compañía del diputado de Revolución Democrática, Miguel Crispi, presentaron un requerimiento a Contraloría para solicitar que se suspenda el financiamiento del llamado Hospital Digital gestionado por el actual Gobierno, mientras no exista una ley de la República que constate que, efectivamente, se está haciendo un buen uso de recursos públicos y exista probidad en su ejecución.

“En el presupuesto del 2019 fueron aprobados 31 mil millones de pesos para el denominado Hospital Digital. Durante este año el ministro de Salud -Emilio Santelices- se ha encargado de promover y aclarar cuál es el funcionamiento”, en ese contexto asistió “la semana pasada al Congreso. Hay dos aspectos que han quedado meridianamente claros y que nos parecen extremadamente graves”, dijo el diputado Juan Luis Castro.

Guion seguido, Castro, integrante de la Comisión de Salud, agregó que “lo anunciado, nada tiene que ver con lo realizado, vale decir, se prometió especialidades para absorber las listas de espera que llegan a un millón y medio de chilenos, con una crisis hospitalaria severa en plena campaña de invierno y donde no hay más de 10 mil  personas  atendidas en 6 meses. Un edificio en el centro de Santiago, con 18 funcionarios, cada uno con un computador ultramoderno, que se supone que atienden personas por internet, en áreas de dermatología, diabetes y nefrología, en circunstancias que se prometió una larga lista de especialidades”.

El Parlamentario Socialista, afirmó que “no hay veracidad en lo anunciado por el ministro de Salud”, sobre la base que las personas no pueden acceder “a pedir una ahora o acceder a un especialista solo por una plataforma o una aplicación, en segundo lugar, que aquí claramente se está vulnerando otro principio fundamental que es que la prueba para que una política pública sea válida, significa no engañar a la gente y decirle la verdad cuando se implementa un sistema que dice generar horas médicas y generar absorción de listas de espera”.

“Esta es una verdadera burbuja de humo que no tiene contenido alguno y por eso, hemos venido a Contraloría a pedir que se suspenda el financiamiento mientras no haya una ley de la República que respalde de verdad un hospital virtual, donde nadie va a estar en contra de la modernización tecnológica, pero otra cosa es crear un verdadero ilusionismo en la población a partir de un hecho que hoy a  nadie le consta como es esta suerte de hospital digital”.

“No queremos que se reflote el fenómeno del ministro Mañalich el 2012, cuando hicieron una ceremonia con cotillón diciendo que se habían terminado las listas de espera en Chile y después se comprobó que era falso porque eran absorciones administrativas. No queremos que alguien diga que porqué fue a una página de internet, está sanado; porque una cosa es una visita a internet y otra es dar de alta a un paciente”, afirmó Castro.

Print Friendly, PDF & Email

Dejar respuesta