El diputado socialista por la región de O´Higgins y expresidente de la Comisión de Salud de la Cámara, Juan Luis Castro, anunció que este lunes recurrirá a Contraloría para solicitar que se suspenda y se investigue el financiamiento al Hospital Digital. Lo anterior, mientras no haya un respaldo jurídico que asegure a la comunidad su correcto funcionamiento.“El ministro Santelices concurrió anteanoche a la Comisión de Salud a explicar lo de Hospital Digital, y efectivamente, no han ninguna relación entre los dichos y los hechos: Primero, porque se han gastado treinta y un mil millones de pesos en una oficina, en torre ultra moderna de Santiago, para financiar 18 personas que están frente a computadores para atender en 6 meses a 10 mil personas, de un promedio de un millón al año que estaba previsto en este modelo”, dijo Castro.

En segundo término, el Legislador PS sostuvo que de las más de 30 especialidades que existen en Chile, en el hospital digital solo habrían 3: “diabetes, dermatología y nefrología” lo que demostraría “según la evidencia en Puente Alto, comuna en que está en piloto de este programa, que no tienen ni la menor idea, ni siquiera los médicos, de la forma como está operando el sistema, de ni cómo resolver un caso. De hecho, un médico dio testimonio de que recibe 200 interconsultas al día y declara que es imposible atender, aunque sea virtualmente, esos 200 casos en un día”.

“Tercero, porque esto está al margen de la ley, ya que no hay codificación de Fonasa. Nadie sabe qué paciente es el que se puede decir que es un caso resuelto para diferenciarlo de una mera visita”, agregó Castro.

El parlamentario por la región de O’Higgins, expresó que “voy a solicitar suspender el financiamiento del Hospital Digital mientras no haya un proyecto de ley que le dé respaldo jurídico y seguridad a la población, que tenga un sistema que de verdad asocie ese hospital digital a la lista de espera para acceder a un especialista o a una operación”.

“Aquí hay un verdadero ilusionismo del ministro de Salud, donde de algún modo, con una buena idea que es digitalizar, se está cometiendo un gran daño generalizado, al hacerle creer a la gente, que pidiendo una hora por internet, algún día lo van a atender, como se ha demostrado en La Pintana y Puente Alto, donde se supone que está funcionando y se piden horas por la vía virtual y no hay hasta varios meses más, que es lo mismo que ocurre cuando se acude al consultorio a pedir una hora”, puntualizó el parlamentario PS.

Print Friendly, PDF & Email

Dejar respuesta