PDI de Rancagua señala que trataría de un conocido estafador que salió de prisión hace pocos meses.Tras estafar a tres ciudadanos venezolanos que se encontraban en búsqueda oportunidades de trabajo en Chile, un sujeto de 51 años fue detenido por las propias víctimas y trasladado hasta el Complejo Policial Rancagua, donde hace pocos minutos habían cursado una denuncia por el delito de estafa en su contra.

Según antecedentes que maneja la PDI, el detenido es un hombre sobre la cual recaen numerosas denuncias previas por delitos similares, quien se aprovecharía de personas que buscan trabajo, a las cuales les ofrece oportunidades laborales en el norte del país, principalmente en el rubro minero, y para lo cual les solicita dinero con el fin de realizarles supuestos exámenes médicos que acrediten su estado de salud, trámites que nunca se llevan a cabo.

Conforme a informaciones recabadas, se pudo concretar la detención del hombre de 51 años gracias a que fue consultado en los sistemas computacionales de la PDI, donde mantenía una orden de detención vigente del Juzgado de Garantía de Osorno por el mismo delito, bajo la misma modalidad de ofrecimiento de trabajo a sus víctimas.

Pero la historia de este conocido personaje no acabó con su detención, puesto que mientras los detectives de la Brigada de Delitos Económicos (BRIDEC) Rancagua se encontraban realizando el trámite administrativo relacionado a la aprehensión del imputado, una joven de 19 años se presentó en el Complejo Policial de la PDI, donde cursó una denuncia por abuso sexual en contra de un sujeto que le ofreció trabajo, quien con la excusa de realizar una reunión con su socio le pide acompañarlo en un colectivo hasta el sector La Cruz de Rancagua. En el lugar, y mediante engaños logra ingresarla a un motel donde abusó sexualmente de ella, realizándole tocaciones en sus partes íntimas. Sin embargo, tras resistirse a los ataques del imputado, la afectada logra salir del motel y contar telefónicamente aquella situación a su psicólogo, profesional que le aconsejó realizar la denuncia.

Con aquella información, y considerando que bajo su custodia se encontraba detenido un imputado quien utilizaba un modus operandi similar, los detectives de la BRIDEC Rancagua, se contactaron con la fiscal de turno, quien dispuso que la Brigada de Delitos Sexuales (BRISEX) efectuara diligencias relacionadas al abuso sexual denunciado, entre las cuales se llevó a cabo una ronda de reconocimiento donde la afectada identificó plenamente como su agresor al hombre de 51 años que había sido detenido por el delito de estafa algunas horas mas temprano.

Luego de las diligencias realizadas por la BRISEX Rancagua, la fiscal de turno dispuso que el detenido -que cuenta con casi una decena de condenas por delitos de estafas desde el año 1990 y quien se encontraba en libertad hace pocos meses-, fuese puesto a disposición del Juzgado de Garantía de Rancagua para su correspondiente control de detención, en relación a la orden de detención pendiente por el delito de estafa y por el delito de abuso sexual flagrante.

Print Friendly, PDF & Email

Dejar respuesta