Para contextualizar, en febrero de este año la Seremia de Salud prohibió el funcionamiento de un horno, ya que seis de seis trabajadores arrojaron exámenes de sangre los cuales superaron los límites permitidos para plomo en la sangre. Por otra parte, el segundo horno ya estaba con clausura desde enero de este año, ya que no contaba con filtros adecuados.A pesar de estar con Prohibición de Funcionamiento desde febrero de 2019, el lunes 13 de mayo funcionarios del Departamento de Acción Sanitaria se percataron que habían indicios que uno de los hornos de la Fundición de Plomo ubicado en el sector Rinconada de Alcones de Marchigue, se encontraba operativo, sumando  otro antecedente entregado por el SAG, el cual determina que está en sector no industrial, por lo mismo el día de hoy la Seremi de Salud determinó la clausura del horno en cuestión.

“De enero a la fecha hemos realizado siete fiscalizaciones, en las cuales siempre hemos detectado anomalías sanitarias, las cuales no han sido subsanadas ni tampoco han regulado situaciones administrativas. En resumen, ninguno de los hornos que están en el recinto pueden funcionar, esto es para proteger la salud de los trabajadores y de la comunidad”. Sostuvo el jefe de la cartera de salud regional, Dr. Rafael Borgoño.

Print Friendly, PDF & Email

Dejar respuesta