El parlamentario anunció que fiscalizará esta modificación, para que no hayas más “abusos contra los usuarios, ya sea en un cambio obligatorio o cobros excesivos”  

 A través de la campaña “No abras la puerta” en la región de O’Higgins, el diputado por el distrito 15, Raúl Soto, manifestó desde un principio su descontento con la polémica generada por el cambio obligatorio de medidores inteligentes, el cual además tendría un costo asumido directamente por el usuario. Es por eso, que valoró positivamente el esfuerzo y la lucha realizada en conjunto con autoridades de la región para que finalmente este cambio sea una opción para los clientes, lo que a su juicio “es un paso para terminar con los abusos de las empresas eléctricas”. 

 El diputado Soto destacó la movilización realizada hace algunas semanas, mediante la campaña “No abras la puerta”, en las distintas comunas y distritos de la región de O’Higgins, lo que llevó hasta el Palacio de La Moneda a los alcaldes de Rengo, Carlos Soto, alcalde de Coltauco Rubén Jorquera, el alcalde de Doñihue, Boris Acuña, alcalde de Peumo, Fermín Carreño, el alcalde de Graneros, Claudio Segovia y el alcalde de Pichidegua, Rodolfo Cerón. Apoyados también por los alcaldes de Requinoa, Antonio Silva y Nelson Barrios de Quinta de Tilcoco, para entregar una carta al presidente Sebastián Piñera y manifestar su negativa ante este cambio obligatorio que consideraban “un abuso”.  

 “Durante esa visita a La Moneda, exigimos que esta ley fuera modificada y que la medida no fuese obligatoria, para que el usuario pudiese decidir libre y voluntariamente si quiere el nuevo medidor inteligente o si quiere mantener el antiguo medidor”. 

Es por esto, que afirmó que esta “es una gran noticia para todos aquellos que dimos la pelea, esta gran lucha que en un principio parecía una batalla de David contra Goliat, porque no es fácil ganarle a los grandes intereses económicos y a las grandes empresas que entre 4 paredes muchas veces cocinan leyes que van en beneficio de los poderosos, pero en desmedro de los ciudadanos de clase media, los más vulnerables, aquellos que muchas veces no tienen voz para poder defenderse pero que cuando se organizan y son escuchados por alguna autoridad, como lo hicimos junto a los alcaldes de O’Higgins, finalmente se abren las puertas y se encuentran resultados”. 

 Asimismo, Soto explicó que tras el anuncio del Gobierno sobre esta medida que ahora es voluntaria “se hace justicia, se termina con los abusos y se termina imponiendo la voz de la ciudadanía que se sentía abusada y pasada a llevar con esta ley injusta”.  

 Soto hizo un llamado a las empresas eléctricas a que detengan y retrotraigan todas aquellas medidas que están llevando a efecto para el cambio de estos aparatos, “hasta que la nueva normativa este vigente y que efectivamente se implemente de forma voluntaria”.  

Por último, anunció que fiscalizará de forma permanente “mientras se aplica y tramita esta modificación, a través de la superintendencia respectiva para que no se siga obligando a las personas a cambiar su medidor y no se sigan estableciendo cobros abusivos en las cuentas de electricidad de las vecinas y vecinos de nuestro distrito en la región de O’Higgins y en todo el país”, además enfatizo que “también estaré muy atento a la iniciativa cuando ingrese y su tramitación para que la ley esta vez quede bien y si hay que hacer indicaciones a lo que presente el gobierno lo haré. “ 

Dejar respuesta