Gracias a una Asignación Compensatoria, iniciativa que busca que tengan los beneficios que son sin duda un aporte para el cuidado de sus hijos e hijas.

 Una madre trabaja tranquila cuando sabe que su hijo o hija está en buenas manos y siendo cuidado y estimulado como corresponde. Ello lo tienen muy claro las funcionarias del Hospital de Coinco, muchas de las cuales no cuentan con los recursos o el espacio físico para esta latente necesidad de quienes tienen hijos menores. Para dar una solución concreta a ello, el Servicio de Salud O’Higgins (SSO), entregó hoy una  Asignación Compensatoria de Sala Cuna, que busca aminorar económicamente el cuidado y bienestar de los pequeños, por un monto superior a los 16 millones de pesos.

En una ceremonia que contó con la presencia de la directora del Hospital, Gabriela Cheasu; en compañía de la coordinadora de la Subcomisión de Cuidados Infantiles del Ministerio de Salud, Selma Núñez; la subdirectora de Gestión y Desarrollo de Personas del SSO, Leslie Mora, además de representantes de FENPRUSS y FENATS base Hospital Coinco y funcionarios del establecimiento, se destacó que esta asignación responde a la necesidad planteada a las autoridades por funcionarios del recinto a través de una Mesa de Trabajo de Cuidados Infantiles.

“Antes que todo quiero agradecer al Servicio de Salud por toda la gestión realizada, por el apoyo que nos han brindado en esta mesa de trabajo para poder lograr esta iniciativa que nace por parte de nuestro hospital,  y que nos permite trabajar de mejor forma y más tranquila frente al cuidado de los hijos”, indicó  la directora del Hospital de Coinco, Gabriela Cheasu, resaltando que esta gestión hoy concretada, esperó durante años sin respuesta, pero a partir del año 2018 la situación cambió, viéndose como el Servicio de Salud basaba su esfuerzo en la aplicación del Dictamen Nº 6.381, para dar una respuesta concreta a esta necesidad que busca cumplir con el mandato legal de dar cobertura a este derecho de carácter irrenunciable que es la sala cuna para los hijos de los funcionarios.

A lo anterior, María Carolina Venegas, educadora de la Sala de Estimulación Temprana e integrante de la  Comisión de Cuidados Infantiles del Hospital Coinco, señaló que “como hospital estamos muy agradecidos de  la buena acogida y excelente  comunicación que tuvimos con el Servicio de Salud O’Higgins, porque esta asignación, más allá de ser un derecho, es dar a nuestras compañeras la posibilidad de trabajar tranquilas, sabiendo que sus pequeños se encontrarán  bien  cuidados, gracias a esta Asignación Compensatoria”.

Al finalizar la ceremonia, la funcionaria y beneficiaria  Viznia Gutiérrez, también agradeció la entrega del beneficio “valoro la gestión del Servicio de Salud, en especial por el apoyo entregado. Gracias a esta bandera de lucha que hemos forjado como hospital  que hoy  llega a buena causa, sabemos que este bono será un apoyo muy beneficioso para  las futuras  funcionarias de nuestro hospital que también serán madres el día de mañana”.

Cabe mencionar que estas  funcionarias pertenecientes al Hospital Coinco  son las primeras en poner en la mesa esta temática, por lo tanto desde ese recinto comenzó a levantarse el catastro de los otros establecimientos de la red donde mantienen la misma característica y necesidad, así que después de Coinco, se beneficiará a las madres funcionarias de los establecimientos de Lolol, Pichilemu y Nancagua.

Dejar respuesta