• Tras el audio dado a conocer en un importante noticiero de este martes, donde se devela la mala opinión que el ex Superintendente de Salud tenia sobre las Isapres, el diputado socialista Juan Luis Castro, salió al paso de estas declaraciones.

“Las palabras en audio del superintendente de Salud en asamblea del adiós de su repartición, son francamente patéticas, porque él hace una mala descripción de los males del sistema privado, de los males de la sociedad, pero en ningún momento asume su responsabilidad de lo que él estaba haciendo al decretar una normativa con un perdonazo para las Isapres”, dijo Castro.

El parlamentario PS, agregó que “él, que se califica de técnico y que carecía de argumentos políticos, aparece como una victima producto del ajusticiamiento de los políticos. Nunca estuvo a la altura de la dignidad del cargo que ostentó. Mas allá de eso, estamos decididos a que haya un cambio en las reglas del juego de las Isapres y hemos convocado al ministro de Salud, al actual superintendente (S) y al director del Sernac, para el próximo martes a Comisión de Salud para que de una vez por todas el gobierno muestre las cartas de qué quiere en el caso de las Isapres y el mundo de Fonasa”.

El legislador por la Región de O’Higgins sostuvo que “esto es lo que hoy la gente nos está reclamando y por eso estas desafortunadas y patéticas, casi tristes declaraciones de una ex autoridad que en nada se compadecen con el error gravísimo que cometió. Queremos que se reparen, pero de verdad, no sobre la base de buenas intenciones, sino de un proyecto de ley que ingrese antes de la Semana Santa al Congreso”.

El parlamentario PS, integrante de la Comisión de Salud expresó que “él tenía en su escritorio con un lápiz y un papel lo que hizo en octubre pasado, cuando tuvo coraje y dijo rebájense automáticamente los precios de los planes de mujeres y niños que tengan más de 2 años, y después se fue arrepintiendo en el camino hasta llegar al perdonazo que después parcialmente lograron subsanar. Ese no es un problema de una ley, esa es una facultad que él tenía que aplicó y que después, producto de las presiones se dejó arrastrar hasta el escenario terminal”.

“Seamos claros, el fallo del TC del 2010 fue el que marcó el antes y el después. Ese fallo estableció el congelamiento de las tablas de factores y por angas o por mangas, finalmente las Isapres se las arreglaron para que en la Superintendencia tuvieran la complacencia de esperar. Este tuvo coraje, pero le duró menos que “un paquete de cabritas” para poder hacer las cosas como corresponden”, agregó Castro.

“Es muy sintomático que alguien que venía de la industria de las Isapres tenga palabras tan dolorosas para su propio sector, incluso, calificándolos de desgraciados y que solo les correspondía a ellos normar las reglas del juego. En esta emotiva ceremonia del adiós, la pregunta que me surge es súper clara; si el ministro de salud lo apoyó hasta el último minuto antes de renunciar, si conoció todas las circulares que el emitió ¿Porqué él aguardó silencio hasta ahora y cuál es su responsabilidad? y por eso lo hemos citado para el próximo martes y lo que va a venir en la reforma de Isapres”.

El diputado PS, puntualizó que “es curioso que siendo nominado por Alta Dirección Pública, después designado por el Presidente de la República, en base a una terna,  con una historia de calificaciones muy buenas, había sido director de hospital y pasado por el mundo privado; de pronto se reconozca como una oveja descarriada que no supo hacer las cosas como corresponde, de pronto termina renunciando, en un escenario de conflictos, sobre todo de incertidumbres e improvisación que es lo que ha dominado el sector salud durante los últimos meses”

Dejar respuesta