unnamed (2)

  • Tras finalizar su lectura, el titular del Consejo para la Transparencia (CPLT) afirmó que “parte de los debates plasmados ahí, en esas actas, son debates que se siguen dando en la actualidad”, lo que evidencia que “hay situaciones que no están resueltas en el país y que se vienen arrastrando literalmente por dos décadas”.
  • Comentó también que contienen detalles desconocidos de situaciones históricas.

MUNDO PACIFICO

Ante la tramitación del amparo referida a la negativa del Estado Mayor Conjunto de enviar liberar las del Consejo de Seguridad Nacional (COSENA) cuyas fechas coinciden con el período en que Augusto Pinochet estuvo detenido en Londres, el Presidente del Consejo para la Transparencia visitó por tercera y última vez las dependencias del Estado Mayor Conjunto para revisar la documentación y dirimir prontamente el caso.

 

A la salida de las dependencias castrenses, el titular de Transparencia celebró la colaboración del Estado Mayor Conjunto y entregó detalles de las acciones realizadas, indicando que se finalizó el proceso de revisión y análisis de las actas reservadas, que servirá de insumo al CPLT para decidir si la acción de publicitarlos afectaría o no bienes protegidos por el derecho como la seguridad o el interés nacionales.

 

El titular de Transparencia explicó que estos documentos podían tener el carácter de secretos por un reglamento emanado del propio COSENA, sin embargo, a su juicio “esa publicidad hoy día puede cuestionarse por el principio de constitucionalidad de transparencia y publicidad de la información del Estado; por lo tanto, puede perfectamente revisarse.

 

Drago explicó, que en paralelo la ley exige para mantener alguna reserva la existencia de una afectación de, entre otros bienes jurídicos, la seguridad nacional o al interés nacional y agregó –además- que cabe determinar “si puede afectarse en el mediano o largo plazo  el interés de Chile” por lo que en ese caso “es un acta que debe mantenerse en secreto. También se puede aplicar divisibilidad y sólo tarjar ciertas partes del acta y publicitar todo el resto”.

 

“Que exista registro histórico y que estas actas sean publicitadas -una materia que todavía está pendiente ante el Consejo para la Transparencia, que debemos resolver-, es información que no existía a disposición del público con anterioridad”, espetó.

 

Respecto al impacto que podría tener la difusión de esta información, el titular de Transparencia consignó que la importancia era “fundamentalmente histórica, para entender nuestro pasado y nuestro presente. Es curioso como parte de los debates que están plasmadas en esas actas, que son bastante detalladas, son debates que también se dan en la actualidad. Con ópticas distintas, bajo circunstancias distintas pero que se mantienen. Uno se da cuenta que hay situaciones que no están resueltas en el país y que se vienen arrastrando literalmente por dos décadas”.

Print Friendly, PDF & Email

Dejar respuesta