image_pdfimage_print

BISQUERT ANTIGUO

Esta Avenida es una de las más importantes y hermosa de la ciudad, orgullo de los renguinos, tanto por lo que ha significado en el cuadro histórico, por lo que sigue en el presente. ¡Es la tarjeta de presentación de la ciudad!                      Las Palmeras “onix” fueron plantadas en año 1926, por el Alcalde don Guillermo Mujica. Los Arboles de Encino que figuran la Alameda, fueron plantados por la brigada de Scout renguinos, del Liceo de Hombres de Rengo. Que aún perdura, le dan a esta avenida especial colorido que caracteriza a esta ciudad.                                                                                                 Cuando se construye La Plaza De Armas en 1856, desde ese mismo año se comienza a conocer el camino que nacía en dirección al poniente por el camino de Lautaro.                   En 1888 era primer Alcalde de la Comuna, don José Bisquertt Ramírez, por circunstancias políticas ocupaba en calidad de interino el cargo de Gobernador, sucediendo a don Bernardo Castro. Así, el Señor Bisquertt ostentaba ambos cargos. Dueño como era de los terrenos ubicados al poniente de la Plaza, lado Sur, hacia la Estación, determinó donar una faja de terreno desde la Plaza hasta la Estación, dándole la anchura necesaria para formar la Avenida. Concretándose esta donación el día 06 de septiembre de 1888, al Municipio, fijando así la línea de edificación costado Sur del paseo. Siendo Gobernador don Daniel Moran, quien preside la sesión municipal, se acuerda cambiarle el nombre al “Paseo Lautaro” por el de Avenida José Bisquertt Ramírez en homenaje y agradecimiento al distinguido hombre público, a quien no sólo se debía esta donación, sino varias que habían dado solución a muchos problemas de la ciudad. Nada mejor que perpetuar su nombre en una avenida destinada a convertirse en una de las arterias más importantes de la ciudad.                                                            Con fecha de 18 de mayo 1890, la Municipalidad procede a la nivelación y pavimentación de la Avenida Bisquertt o Paseo José Bisquertt. Se trazan en el terreno mismo las aceras, veredones, calzadas y terreno  central. Vinieron los días difíciles de la Revolución al Presidente Balmaceda, y don José Bisquertt que, fue partidario de la causa de “Balmaceda” fue depuesto de su cargo 1° Alcalde y, a la Avenida que con tanta justicia llevaba su nombre, se le cambió por el de Avenida “7 de Enero” para saludar ese día el estallido de la Revolución. Una vez regularizada la situación política, don Alejandro Trujillo Gobernador de Caupolicán en su afán de ser justo, solicita en sesión municipal de 16 de Mayo 1894, de restituirle el nombre a la Avenida, por Avenida José Bisquertt Ramírez.   Contando con el total apoyo de los regidores  queda nuevamente con nombre de Avenida Bisquertt.

El movimiento es casi todo por La Avenida se convierte en paseo real, La Avenida Bisquertt se convirtió en una arteria importante hacia el año 1888, cuando se comienzan a lotear los terreno por el costado Sur. Muchos de estos lotes correspondían a terrenos bastantes extensos, que tenían su frente por la calle Estación, de tal manera que la avenida presenta una gran cantidad de casas destinadas a residencias o negocios, especialmente hoteles y “picanterías” debido a la cercanía de la Estación. Entonces el jefe de estación de Rengo,  observo que había mucho movimiento de carruajes y tacos por esa vía, lo que pidió construir en año 1890, una plazuela al lado norte de la Estación, para aparcadero  de vehículos de tracción animal que transportaban pasajeros. Tomando así mayor movimiento la Avenida Bisquertt, con ese aparcadero ya especialmente los días domingos y festivos, a la salida de misa de 10. O en las tardes de verano a la del “tren curado” o la “del tren lechero”, que pasaba por Rengo con destino a Santiago a las 9 y 10 horas de la noche.

Cuando en año 1895 se extendió hasta La Estación, la red de agua potable, la Municipalidad hace construir un bebedero para los animales.

Hasta el año 1950 aprox. Llegaban a la playa de estacionamiento de la Estación, los últimos carros tirados por caballos de carruajes de pasajeros,  que venían desde Cerrillos (Don Rupa, Ruperto Soto), Popeta,  Corcolén el Chupete Ascui. Y el que venía de Lo De Lobos el Carruaje de “don Bartolo”.

En esta Avenida se instala la Primera Escuela Superior de Niñas de Caupolicán, Año 1853, es el establecimiento más antiguo de mujeres que se registra en la ciudad.

Esta avenida se convirtió en centro comercial, de residencias, hoteles, Restaurantes, Servicios Públicos, Almacenes, Boticas, Sucursal de la Caja  Nacional de Ahorros, Servicios de Investigaciones funciono hasta 1960,  Relojería, etc. También en esa Av. Estuvo ubicada Imprenta y Periódico La Verdad. Residencia de varias familias de connotada existencia en la vida social, política, industrial, comercial. Marticorena, De Pablo, Ferrer, Guzmán, Zamorano Barrueto. Etc.

Al final de esta avenida lado Norte, se construyó  una cancha de Basquetbol a petición de los Hnos. Covarrubias, Raúl, Oscar, Fernando, y Ramiro. Se practicó,  Box, Atletismo, baby  Fútbol. (1948). Este recinto fue centro de muchos encuentros comunales, regionales, nacionales. De todo tipo de disciplinas. Que sirvió cerca de los años 90. A toda la comunidad de Rengo, incluida los Colegios.

La instalación de La Fábrica de Fósforos, le dio mucha vida a esta Avenida en los años 40 aprox. Hubieron residencia de connotadas familias renguinas, de participación social, política, industrial, comercial. Como Los De Pablo, Ferrer, Letelier, Zamorano, Galves, Fuentes, etc.

Así se ha viajado a través de la ya legendaria “Alameda de Lautaro”, y por el sector Estación, arteria que ha sido escenario de muchos acontecimientos públicos que han hecho vibrar el acontecer renguino. Por sus calzadas y avenidas han desfilado desde antaño, corsos, comparsas, batallones cívicos de guerra, murgas, carruajes de diferentes épocas, etc. Mientras que sus veredones y aceras, apretujadas de público daban marco a la fiesta para recibirá la Primavera. ..¡Cuántas reinas de los Estudiantes, de la Primavera o de los Deportistas ¡… Cuanto telón de fondo que marcaron los recuerdos en cada ocasión. Sus viejos árboles que vieron pasar la vida de la comarca en mística procesión; o en desfile decidido y doctrinario del líder, o el desordenado bullicio de una juventud deportiva envuelta en vítores de triunfo. Todo queda guardado en el Cofre de Oro de sus hojas muertas o en la sombra de sus palmeras, el estacionamiento de sus Victorias, “Vestigio de rico Abolengo”. Contrastando con el pito de la Fábrica, el saludo cotidiano al vecino, el bello color del otoño, el renacer con el rebrote de los árboles, y con las brizas de Septiembre, pues todo es un encanto de vida, de fe y esperanza, lo que, en el conjunto de su belleza, todos ven y todos sienten.  Doctrinariamente se dirá: “creemos en la renovación incesante de todos los valores”. El Terremoto fue la causa, los efectos serán superiores y lo que queda es historia”.      Grande la Avenida José Bisquertt Ramírez. (Fuente, Crónicas de Rengo).-

IMG_0082

Fernando Zapata Abarca                                 

Encargado Of. Pro-Museo Histórico Municipal de Rengo

 

 

Rengo, Noviembre 2018.

 

 

 

 

 

Dejar respuesta