image_pdfimage_print
El parlamentario señalo que las personas no tienen acceso al test rápido para la detección del virus, ni al fármaco que neutraliza la infección tras exposición a situaciones de riesgo.
El parlamentario señalo que las personas no tienen acceso al test rápido para la detección del virus, ni al fármaco que neutraliza la infección tras exposición a situaciones de riesgo.

Este jueves y ante el preocupante aumento de los contagios de VIH en el país, el médico y presidente de la Comisión de Salud de la Cámara, Juan Luis Castro, se refirió a las escasas medidas tomadas por los Gobiernos para detener la ofensiva sanitaria del virus.

El parlamentario, acentuó que en el mercado existen fármacos capaces de neutralizar el contagio, hasta 72 horas después de haber estado en una situación de riesgo, como por ejemplo PrEP. Por otra parte también se refirió a los tests rápidos, que en pocos minutos permitirían determinar si una persona es portadora del VIH. Sin embargo, en este momento ninguna de esas instancias estaría disponible.

En contexto, Castro, fue enfático al señalar que “esto no es culpa de un solo Gobierno, el año pasado cuando estalló la cifra, en la Comisión de Salud, las autoridades se comprometieron a tomar medidas concretas, como por ejemplo a tener el test rápido disponible en farmacias, ¿y qué ocurrió? Nada”.

“Nosotros queremos pedir formalmente, no solo al Ministerio de Salud sino que al Gobierno, al presidente Piñera, que de una vez por todas se tome en serio en foco epidémico que tenemos en Chile”, dijo el parlamentario.

Castro, agregó que “no podemos seguir esperando, compartimos que hay una intención positiva en los anuncios realizados, pero hay que materializarlos en campañas de prevención, en más presupuesto, en tests rápidos que estén disponibles para toda la población en las farmacias y en medicamentos químicos que eviten la contagiosidad”.

En ese mismo sentido y refiriéndose al Gobierno, el diputado por O´Higgins dijo que “aquí si quisiéramos ver celeridad, para que digan, miren: autoricemos que se venda no solo en internet, sino que también en las farmacias de nuestro país, en las discotecas y en todos los lugares donde hay jóvenes, para que se hagan el test rápido. Es opcional, es la voluntad de las personas, pero va a estar ahí, sin papelería, sin burocracia, si trámite. Dos mil quinientos pesos y la gente saldría de la duda de inmediato respecto de si hay alguien que está contagiado y puede contagiar a terceras personas”.

“Hoy día no sabemos la real magnitud respecto de todos los jóvenes menores de treinta años que están contagiados y que caminan por las calles de nuestro país sin saber y sin pensar que están contagiando a terceras personas”, reflexionó Juan Luis Castro.

Dejar respuesta