image_pdfimage_print

2018-03-07-PHOTO-00000089

Con la presencia del Ministro de Obras Públicas, Alberto Undurraga; la Gobernadora de la provincia de Cachapoal, Mirenchu Beitia, en representación del Gobierno de O’Higgins; y la seremi de Obras Públicas, Natalia Sánchez, se firmó el protocolo de acuerdo con el cual ambas entidades se comprometen a analizar y gestionar la incorporación de una serie de iniciativas de rutas transversales en el proceso de la próxima re-licitación de la Ruta 5 Sur, tramo Santiago-Talca.

La idea surgió en el seno de un diálogo ciudadano, desarrollado a través de la creación de la Mesa de Conurbación Rancagua-Machalí, integrada por diversas instancias gubernamentales, ciudadanas y privadas, donde se estableció un plan de trabajo a mediano y largo plazo para solucionar de manera sistémica el problema de la congestión y de conectividad estructurante existentes tanto en la capital regional como en diversos sectores de la región.

Tras la firma de protocolo, el Ministro de Obras Públicas, Alberto Undurraga destacó la importancia de esta iniciativa y explicó que las tareas de los gobiernos no sólo están relacionados con “hacer obras concretas” sino que también diseñar el camino hacia adelante para soluciones de obras futuras. “Este protocolo es el marco institucional para poder dejar resueltas rutas transversales y enlaces en Travesía y Ruta 5 (…) Cuando incorporamos obras en distintos lugares de Chile significó que en los contratos de mejoramiento de carreteras se definieron estos nuevos enlaces. Esto mismo se puede hacer para la Conurbación Rancagua-Machalí-Coltauco. Incorporamos dentro de los estudios de ingeniería, distintas obras que tienen que ver con el entorno de Travesía, Ruta 5 Sur y rutas transversales”, puntualizó.

Un gran resultado para un trabajo de públicos y privados

El acuerdo para la realización de estas nuevas rutas es una muestra real del trabajo conjunto realizado por públicos y privados. Dentro de las rutas transversales priorizadas en el documento, se encuentran la ampliación de la Ruta H-27 (Carretera El Cobre), entre Rancagua y Maitenes; la conservación de la Ruta Travesía, Nudo Shopping y pasos desnivelados, conectividad Oriente-Poniente -que incluye los cruces Punta del Sol, Av. El Sol-Illanes-Circunvalación, Ruta Río Loco Oriente y Poniente- y Nudo Vial Norte-Sur de Carretera El Cobre.

Junto a ellos está la ampliación de la Ruta H-30 Rancagua-Cuesta Idahue, la construcción del Bypass Oriente Rancagua-Machalí; la ampliación de la Ruta H-10 y H-210, la construcción del camino de apertura Rancagua-Alhué, la Ruta Costera y Costera Intermedia de Litueche-Pichilemu-Boyeruca, la ampliación de la Ruta 90 hacia Pichilemu, la conexión de la ruta H-188 con Travesía, H-10 y Ruta 5; el acceso norte conexión Ruta 5 con Av. Manso de Velasco en San Fernando; el acceso de Av. Pisagua en Chimbarongo; el mejoramiento y ampliación del Eje Cruce Santa Ana en Graneros; el empalme y mejoramiento del tramo entre Ruta 5 y Av. Arturo Prat de Rengo; el Bypass Pelequén-Rengo, salida Chapetón; el acceso Norte de la Ruta I-870 en Chimbarongo y el empalme del sector Universidad en Rengo.

Durante el encuentro, la Gobernadora de Cachapoal, Mirenchu Beitia Navarrete manifestó su gran satisfacción por este acuerdo que calificó como “una muy importante noticia para la Región de O’Higgins”, ya que se presenta como una solución definitiva para todo lo que tiene que ver con conectividad vial para O’Higgins. “Estoy muy contenta porque con este protocolo se resuelve no solo los temas de Conurbación Rancagua-Machalí, que han sido de una preocupación permanente por parte de las autoridades de la Región y de la ciudadanía, sino que también contempla las rutas transversales que llegan hacia la carretera y la autopista”, señaló.

 

Por su parte, la seremi de Obras Públicas, Natalia Sánchez destacó el significado de la firma, señalando que “culminamos un trabajo mancomunado, entre diversas entidades públicas, además del aporte de la comunidad organizada, que nos permitió priorizar una serie de iniciativas relevantes para mejorar la conectividad regional y que hoy tienen una posibilidad concreta de ejecutarse, en materia de financiamiento, de la mano del proceso de relicitación de la obra concesionada de la Ruta 5 Sur, en el tramo Santiago-Talca”.

 

De esta forma, la región ya cuenta con un avance concreto en materias que solo tendrán impactos positivos para O’Higgins y que se sumará a los legados del Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet.

Dejar respuesta