image_pdfimage_print
juan-luis-castro
El parlamentario señaló que “Chile pide más exigencias no solo legales sino que también éticas para toda autoridad que va a asumir”

Luego de conocerse que Juan Manuel Toso, el médico designado por el presidente Piñera en el rol de subsecretario de Redes Asistenciales, declinara asumir el cargo, el diputado por O´Higgins, Juan Luis Castro, se refirió a esta problemática.

Castro, calificó este hecho como “crónica de una muerte anunciada”, explicando que “era evidente que un conflicto de interés tan importante como haber tenido un lugar dirigiendo un servicio de salud, colocar a la hija en una beca, teniendo la misma potestad sobre el establecimiento y favoreciendo, en un acto de nepotismo a una persona cercana, en el Gobierno anterior del presidente Piñera, era un dato insoslayable que yo creo que no fue dimensionado antes de su nominación”.

Consultado respecto a otros antecedentes que indicarían que se habría beneficiado también a hijos de otros tres médicos, Castro fue tajante en señalar que “al parecer aquí había un manto de amiguismo y de intereses creados que permitía que en lugares precisos, como el Hospital El Pino o en el Servicio de Salud Sur de Santiago, hubiese prebendas para personas cercanas a quien era director, y eso es inadmisible”.

El  parlamentario valoró “que se haya dado este paso al costado y haber evitado el bochorno que podría haber ocurrido, precisamente, con muchas nominaciones y decisiones que tiene que tomar un secretario de Redes, como por ejemplo: definir todo el programa de formación de especialistas en todo Chile”.

Dejar respuesta