unnamed (2)

El Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Rancagua condenó ayer -lunes 20 de
marzo- a Sebastián Camilo Zapata Valenzuela a la pena efectiva de 5 años y
un día de presidio, en calidad de autor del delito de robo con violencia.
Ilícito perpetrado en mayo de 2016, en la comuna de Peumo.
En fallo unánime (causa rol 32-2017), el tribunal -integrado por los
magistrados Carolina Garrido Acevedo (presidenta), Paulina Chaparro Bossy y
Alejandro Vilches Hernández (redactor)- aplicó, además, a Zapata Valenzuela
las accesorias legales de inhabilitación absoluta perpetua para cargos y
oficios públicos y derechos políticos, y la inhabilitación absoluta para
profesiones titulares mientras dure la condena, más el pago del 50% las
costas de la causa.
Una vez ejecutoriado el fallo, el tribunal dispuso que se proceda a la toma
de muestras biológicas del sentenciado para determinar su huella genética e
inclusión en el registro nacional de ADN de condenados.
En la causa, el tribunal absolvió a Juan Pablo de Jesús Sandoval Valenzuela
al no lograr el Ministerio Público acreditar su participación en los hechos,
“pues la prueba resultó insuficiente para acreditar más allá de toda duda
razonable, que aquél fuera el individuo que el día de los hechos acompañaba
a Zapata Valenzuela en la perpetración del ilícito que se dio por
establecido previamente”, sostiene el fallo.
La resolución agrega que ” (…) si bien, el video muestra, la presencia de
dos sujetos  en el interior del local, sin que quede dudas a este tribunal
que en el delito investigado participaron dos sujetos, no fue posible
determinar que la persona que aparece acompañando a Zapata -aun cuando
insistió en su actuar en solitario- fuera Juan Pablo Sandoval”.
El fallo dio por acreditado, más allá de toda duda razonable, que
aproximadamente a las 13.05 horas del 13 de enero de 2016, Sebastián Zapata
Valenzuela, junto a otros dos sujetos, concurrió hasta el supermercado
Unimarc de la comuna de Peumo, ingresando al establecimiento comercial
Zapata Valenzuela junto a otro individuo, desde donde sustrajeron 23 bolsas
de leche en polvo, especies que ocultaron al interior de un bolso, “siendo
sorprendidos por un dependiente del lugar de iniciales O.A.H.S., quien al
intentar detener a los imputados, forcejeó con ellos, cayendo al suelo
continuando los imputados con la agresión propinándole patadas, logrando
finalmente hacerse de las especies y huir con las mismas del recinto,
abordando el vehículo ya individualizado el que los esperaba en las
inmediaciones. Producto de la agresión la víctima resultó con esguince en
4to y 5to dedo, mano derecha, de carácter leve conforme certificado de
atención de urgencia”.

Dejar respuesta