Download PDF

unnamed (1)

En estos días el alcalde de la comuna de Rengo Carlos Soto, preocupado por la salud de los renguinos y ante la proliferación de micro basurales en el área urbana de Rengo, dio expresas instrucciones para que personal de aseo y ornato eliminen focos de micro basurales, que desconocidos han ido creando en medio de barrios residenciales de la comuna.

El Departamento de Salud de la comuna de Rengo, ante esta situación de propagación de focos distribuidos en diversos puntos de la ciudad, ubicados generalmente en sitios eriazos o lugares que no están acondicionados para el acopio de basuras que no sea domiciliaria,  hace un llamado a la comunidad a tomar conciencia que esta actividad de botar basuras en lugares prohibidos y de manera clandestina, pone a la población en un alto riesgo contra su calidad de vida.

“Esta situación puede ocasionar severos riesgos para la salud de la población, entre ellas, la presencia de vectores, entes capaces de transportar microorganismos que generan enfermedades, como moscas, mosquitos, roedores, aves, perros y gatos, además de la producción de emanaciones tóxicas y malos olores, entre otros”, adujo preocupado el Alcalde.

Hay que tomar conciencia que  las personas que viven cerca de micro basurales están expuestas a enfermedades infecciosas intestinales como la fiebre tifoidea, hepatitis A, cólera, diarreas, amebiasis y giardiasis (parásito que se transmite de una persona a otra), enfermedades de la piel, alergias entre otras, en todas ellas el mecanismo de infección es a través del contacto directo con la basura, inhalación del aire o la contaminación fecal directa o indirecta.

Por lo anterior es que se hace necesario hacer un llamado a la población, a tomar conciencia y tener cuidado con el manejo de la basura y residuos sólidos, ya que claramente es un constante peligro sino se almacena de manera adecuada.

Algunas recomendaciones para prevenir enfermedades producto del mal manejo de la basura, toda la basura domiciliaria  dejarla en lugares habilitado para hacerlo, dejar la basura en bolsas  en contenedores alejadas de perros y gatos.

Con respecto a los residuos sólidos se recomienda separar aquellos que puedan ser reciclable, pero nunca  abandonar en lugares públicos, que puedan afectar la salud de los vecinos.

Las personas que viven cerca de basurales tienen que aumentar la rigurosidad de la higiene y la limpieza en su casa, especialmente en baño y cocina. Por ejemplo, deben mantener la basura tapada, cubrir los alimentos y lavarlos muy bien antes de cocinar o consumir, cuidar y mantener muy limpias sus mascotas (que no vayan a la basura), evitar el contacto de moscas, ratones y animales desconocidos.

Dejar respuesta